Manuel Muñiz, secretario de Estado: “Esta crisis o la abordamos juntos o no la abordaremos bien”

Muniz-48 Muniz-47 Muniz-46 Muniz-45 Muniz-44 Muniz-42 Muniz-40 Muniz-38 Muniz-1 (1) Muniz-3 Muniz-35 Muniz-34 Muniz-33 Muniz-29 Muniz-28 Muniz-27 Muniz-26 Muniz-25 Muniz-21 Muniz-19 Muniz-15 Muniz-14 Muniz-10 Muniz-8 Muniz-49 Muniz-5 Muniz-4 (1) Muniz-56 Muniz-55 Muniz-54 Muniz-52
<
>

Por primera vez en los más de 35 años de historia del Club de Encuentro Manuel Broseta, la conferencia del pasado 16 de noviembre se celebró sin público, como medida excepcional dada la situación de emergencia sanitaria por el COVID. Así lo presentó la presidenta del Club de Encuentro Manuel Broseta, que acompañó al ponente, el Secretario de Estado de la España Global, Manuel Muniz, durante su exposición.

Es precisamente de esta coyuntura, y más concretamente del escenario internacional al que se enfrenta España, de lo que reflexionó el secretario de Estado. Y vertebró sus reflexiones en torno a dos partes, por un lado, en la misión de la secretaría de Estado y del Ministerio de Asuntos Exteriores y por otro, en el impacto de la pandemia en el orden y relaciones internacionales “Estamos en un momento atípico de las relaciones internacionales”.

En estos momentos la secretaría de Estado combina tres grandes ejes: se coordina la parte más estratégica del Ministerio, la diplomacia económica, -uno de los grandes ejes-, y la comunicación del Ministerio -reputación-.

¿Qué efectos tiene la COVID en las relaciones internacionales?

Según compartió Muñiz, cuando se inició la pandemia, encargaron a expertos internos y externos al Ministerio unas reflexiones sobre cómo iba a impactar la pandemia en la gobernanza global, en la Unión Europea y en la economía global.

De esas reflexiones se revelaron cinco grandes temas, que el secretario de Estado abordó en su ponencia. El primero es que esta pandemia aumentaba el riesgo de la brecha en la desigualdad social, el segundo es que iba a abrir de nuevo un debate sobre la desglobalización, una crisis sanitaria que se convertía en una crisis de movilidad, la crisis iba a cuestionar el modelo de gobernanza de salud global, y, por último, apuntó que esta crisis podría aumentar las tensiones geopolíticas globales sobre todo entre EEUU y China.

En el caso de la brecha social, el experto aseguró que “sabemos que el vaciado de nuestra clase media, del centro de la distribución económica, produce el vaciado del centro de nuestro espectro político, es decir, produce polarización política”. Estos fenómenos están correlacionados en todos los países y a nivel internacional lo que viene produciendo es un proceso de radicalización de posiciones políticas y un cuestionamiento de la arquitectura internacional. A nivel doméstico está suponiendo una regresión en derechos y libertades en buena parte del mundo occidental. Tal y como apuntó este escenario ya estaba antes de la pandemia, y ahora esta si no se gestiona bien, se produciría un agravamiento de estos efectos.

La segunda de las reflexiones o retos que plantearon los expertos, era en torno a la desglobalización, y como explicó Manuel Muñiz este debate se centra en la autosuficiencia en el abastecimiento, dado que durante la pandemia se ha puesto de manifiesto la rotura o tención en las cadenas de suministro de nuestro país y de parte de los países de nuestro entorno, llegando a tener problemas de suministros básicos sanitarios. Este debate también alcanza la autosuficiencia digital.

La reducción de la movilidad es el tercer reto producido por la pandemia, y que ha producido graves consecuencias en el sector turístico y eso para España no era nada bueno porque es una fuente de prosperidad. En ese sentido, según apuntó Muñiz, “el Ministerio de Asuntos Exteriores coordinó la mayor operación de repatriación de la historia de nuestro país, 50.000 personas que volvieron a España por mediación del ministerio.”

La cuarta de las temáticas producidas por la crisis es el debate sobre la gobernanza global de salud, ¿es la OMS suficiente? ¿Hay que dotar nuevas instituciones de recursos? ¿Debemos realizar una respuesta únicamente nacional? La decisión de gobierno a esta crisis, aseguró Muñiz, que fue apoyar una respuesta multilateral, la función de la OMS, sus mandatos y su representación, así como a la Alianza internacional de Vacunas, y “no lo hemos hecho por altruismo, sino porque estamos convencidos de que esta crisis o la abordamos juntos o no la abordaremos bien. Nosotros no vamos a estar seguros mientras no esté controlado en todo el mundo, mientras haya bolsas de esta enfermedad en terceros países y para frenarlo hacer falta multilateralismo.”

“Durante esta crisis pensamos que se podía agravar la tensión geopolítica entre China y EEUU añadiendo a la capa comercial y tecnológica, una sanitaria y de reputación y, de hecho, ha acabado con la salida de EEUU de la OMS” afirmó Muñiz, como el quinto reto producido por la pandemia. En este sentido, desde España, aseguró se va a hacer lo posible por mantener la vía de diálogo con ellos para acercar posiciones.

Por último, el secretario de Estado de la España Global, habló de otra de sus competencias como es la reputación e imagen de nuestro país en el exterior. Y en ese sentido, afirmó que después de cotejar diferentes informes fiables y profesionales, que “la reputación de España es muy resistente y resilente, ya que según informes que he visto se basa en muchas experiencias personales de turistas que han viajado a España incluso en varias ocasiones, y cuya percepción resiste incluso a problemas coyunturales.”

En este caso, a pesar de no poder asistir físicamente a la conferencia, los socios y socias siguieron ampliamente desde sus casas la intervención, a razón de las muchas cuestiones que se formularon a través del canal de Youtube, y sobre todo, a través directamente de la presidenta, Amparo Maties.