La Dra. Ana Lluch expuso en el Club de Encuentro los grandes avances en el diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama

Ana_Lluch-7 Ana_Lluch-1 Ana_Lluch-4 Ana_Lluch-2 Ana_Lluch-6 Ana_Lluch-3 Ana_Lluch-8 Anna_Lluch-12 Anna_Lluch-13 Anna_Lluch-14 Anna_Lluch-15 Anna_Lluch-16 Anna_Lluch-17 Anna_Lluch-18 Anna_Lluch-19 Anna_Lluch-20 Anna_Lluch-21 Anna_Lluch-22 Anna_Lluch-24 Anna_Lluch-25 Anna_Lluch-26 Anna_Lluch-28 Anna_Lluch-29 Anna_Lluch-30 Anna_Lluch-31 Anna_Lluch-32 Anna_Lluch-33 Anna_Lluch-34 Anna_Lluch-35 Anna_Lluch-36 Anna_Lluch-37
<
>

En el marco de los Encuentros con la Ciencia, la tribuna del Club de Encuentro Manuel Broseta acogió el pasado 11 de marzo la ponencia “Cáncer de mama: nuevos avances basados en la medicina de precisión” a cargo de la reconocida oncóloga, jefa de servicio del Departamento de Hematología y Oncología Médica del Hospital Clínico de Valencia, la Dra. Ana Lluch.

Antes de empezar la presentación, la presidenta del Club de Encuentro Manuel Broseta, Amparo Matíes, dio la bienvenida y destacó los objetivos de los Encuentros con la Ciencia, “que nos podamos informar de los últimos avances de la ciencia, al tiempo que contribuyamos desde el Club al reconocimiento de nuestros científicos valencianos”.

La Dra. Lluch fue presentada en esta ocasión por el oncólogo valenciano, el Dr. Antonio Llombart, socio del Club, que ofreció unas pinceladas del perfil curricular, resaltando la parte más emotiva y humana de su dilatada carrera.

Por qué se produce el cáncer

Tras la breve introducción, el presentador dio paso a la Dra. Lluch que inició su exposición compartiendo los conceptos más básicos del cáncer, “En primer lugar, todos los cánceres son genéticos y se deben a alteraciones de los mismos. Sólo el 5% se debe a mutaciones heredadas de nuestros padres.” Y prosiguió que el cáncer “se puede producir en cualquier célula de nuestros organismo, que experimenta un crecimiento descontrolado en cualquier órgano y pierde la capacidad para morir.”

En el caso del cáncer de mama, en el que está especializada la jefa del Departamento de Hematología y Oncología Médica del Hospital Clínico de Valencia, es el más frecuente en las mujeres de todo el mundo: 300.0000 nuevos cánceres en toda Europa, de los cuales 27.000 en España y 3.000 en nuestra comunidad. Según apuntó la doctora, aunque una de cada ocho mujeres desarrollará un cáncer de mama, la tasa de mortalidad desde los años 90 ha descendido considerablemente. Aunque el cáncer de mama no es el que produce más mortalidad, sí que es el más prevalente entre las mujeres.

La Dra. Lluch reconoció que, a día de hoy, aún no se han descubierto las causas que hacen desencadenarse la enfermedad del cáncer de mama y el porqué del crecimiento de su prevalencia.  Sin embargo, añadió, que lo que sí se conoce es el desarrollo de esa célula que se convierte en tumoral, lo que permite realizar una prevención secundaria. Según afirma la catedrática, “la Comunidad Valenciana es la que más avances ha tenido en la prevención secundaria. La mamografía ha sido fundamental para disminuir la mortalidad, y otro avance ha sido el nivel de inversión en investigación y gracias a eso, los que nos dedicamos a estas patologías hemos tenido la suerte de poder investigar para descubrir tratamientos mucho más eficaces y menos tóxicos, por lo que esas dos variables han podido contribuir a la reducción de la mortandad.”

Grandes avances en el conocimiento biológico y tratamiento individualizados

“Antes pensábamos que todos los cánceres eran iguales, porque nuestro conocimiento biológico y las técnicas de las que disponíamos eran limitadas. Desde el año 2001, gracias al conocimiento del genoma y las tecnologías para conocer en profundidad el mecanismo de las células nos ayudan a tratar mejor. Conocemos todos los mecanismos que se producen en una célula para convertirse en tumoral” afirma la Dra. Lluch.

Por tanto, Lluch ha destacado en la ponencia que, hoy en día, el diagnóstico es lo más importante para poder tratar bien y realizar una correcta aplicación terapéutica. Actualmente se sabe que no hay una sola enfermedad del cáncer, sino muchas y gracias a eso se pueden aplicar terapias biológicas adaptadas a cada tumor. Frente a la tradicional quimioterapia, cuya misión es matar las células, hoy lo primordial es conocer las alteraciones genéticas para poder controlarlas.  Por ello, según afirma la Dra. es primordial “conocer el perfil molecular, no solo un gen, sino toda la expresión de alteraciones y el sustrato genético y con esas dos cosas podemos aplicar tratamientos más eficaces y menos tóxicos. Hoy tenemos una medicina personalizada, orientada a riesgos y con terapias preventivas, donde lo importante es tener un diagnóstico molecular, tratamientos diana específicos y un tratamiento especializado para cada paciente.”

Cuatro hitos en el tratamiento del cáncer

Durante su intervención, la Dra. Lluch ha citado los cuatro grandes hitos que han marcado nuestro estado actual del conocimiento en torno al cáncer.

El primero de ellos es la clasificación de los tumores. Antes se clasificaban de manera anatómica, por su tamaño, pero, actualmente, aunque se sigue teniendo en cuenta, ya no es decisivo en el tratamiento. Se clasifican por sus características moleculares, que será lo que defina su agresividad.

El segundo gran hito que ha citado la Dra. ha sido la descripción el genoma de los tumores. Las técnicas de secuenciación han permitido conocer la biología. Hoy con los perfiles genómicos podemos conocer las alternaciones, que aportan una carta de las mismas y en función de ella se puede tratar de manera personalizada a los pacientes. En el cáncer de mama esto ha supuesto un avance fundamental, que ha permitido que en un 35% de los casos no sea necesaria la quimioterapia, sino una terapia hormonal, algo de lo que la Dra. Ha afirmado sentirse muy orgullosa.

El tercer hito es la creación de unidades del Consejo Genético que permiten aportar el porcentaje de riesgo. Gracias a ellos, se tiene identificadas a más de 200 familias con genes de carácter hereditario.

Y por último, el cuarto avance es la identificación de nuevas dianas. Gracias a ese conocimiento en la alternación genética, la industria farmacéutica ha podido generar tratamientos para abordarlas y realizar terapias biológicas, dirigidas.

Desde el año pasado se han introducido nuevos tratamientos a pacientes como terapia estándar. El gran avance es, sin duda, que con tratamientos de vía oral se haya permitido el control de la enfermedad por varios años.

Por último, Lluch ha informado sobre la inmunoterapia, una terapia capaz de bloquear el tumor y que en el futuro, puede suponer grandes retos en el tratamiento de los tumores.

En resumen, la Dra. Ana Lluch ha concluido “Antes no podíamos evaluar prácticamente el tumor, sólo grandes generalidades, y sólo disponíamos de la quimioterapia para tratar a las pacientes, pero hoy tenemos diagnóstico molecular, tratamientos dirigidos y tratamientos específicos para cada paciente que pueden controlar la enfermedad. “.

La última mención la ha dedicado a hablar de la labor de investigación y los profesionales que trabajan en los avances. Además, ha realizado gran hincapié en la importancia de la inversión en investigación clínica y básica para conseguir avanzar en la curación de la enfermedad. El reto de la biología es individualizar cada vez más y definir al máximo el tratamiento.

Sin investigación no hay futuro”, con esta frase contundente ha concluido la Dra. Lluch su ponencia en el Club de Encuentro, a la que han asistido, entre otros, la consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló;  el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler; el subdelegado del Gobierno, José Roberto González; la directora del Centro de Investigación Príncipe Felipe, Deborah Burks y la presidenta del Ilustre Colegio de Médicos de Valencia, Mercedes Hurtado, entre otros representantes institucionales y de la sociedad civil.