Alicante, un modelo alternativo al sur de la Comunitat

7 marzo 2022

Fecha

7 marzo 2022

Hora

20:00

Lugar

Paseo de la Alameda, 32 Valencia

Ponentes

moneda

Luis Barcala

Podcast

“Alicante necesitaba un revulsivo y tener claras las necesidades a corto, medio y largo plazo”

El pasado 7 de marzo se celebró la conferencia que tuvo que ser aplazada en el mes de enero con el alcalde de Alicante, Luis Barcala. El Club de Encuentro lleva más de 37 años trabajando por crear un espacio de diálogo, de escucha activa y reflexión y dentro de su esencia está tratar los temas políticos en todas sus dimensiones. Por eso, como apuntó la presidenta, Amparo Maties, era importante que pasara por la tribuna del Club el máximo representante político de una de las tres capitales de la Comunidad Valenciana, como es Alicante. Además, desde el Club siempre se ha apostado por la vertebración política de la Comunidad Valenciana, y en este caso, el objetivo del encuentro era conocer y acercar la realidad de la segunda ciudad de la Comunidad Valenciana a la capital del Túria.

Antes de presentar al ponente, Amparo Maties, quiso tener una mención con la situación bélica en Ucrania, “En nombre del Club quiero manifestar nuestra solidaridad con el pueblo ucraniano y nuestra condena por la invasión de ese país. Cuando parecía que la pandemia empezaba a remitir y teníamos la posibilidad de retomar nuestra vida cotidiana, los acontecimientos internacionales han supuesto una convulsión con la invasión de Ucrania. Lo que nos coloca como europeos con una situación de incertidumbre y con poco margen de optimismo.”

Hechas las presentaciones, Luis Barcala comenzó su intervención agradeciendo la invitación “para mi es un auténtico honor esta invitación, porque es un privilegio estar aquí hablando de algo que me apasiona como es mi ciudad, Alicante, algo a lo que siempre he dedicado gran parte de mi vida, pero ahora es vida y alma.” Y prosiguió, “No puedo empezar sin rendir un recuerdo y homenaje al profesor Manuel Broseta, y que no se olvide a aquellas personas que con su vida dieron todo por unos ideales de democracia.” Luis Barcala fue alumno del profesor Manuel Broseta, y según apuntó “Gracias a él me hice mercantilista.”

El alcalde de Alicante confesó que a veces se tiene la sensación desde allí que no son suficientemente conocidos y esta es una oportunidad magnífica para contar qué es Alicante, qué supone. Barcala dividió su intervención en tres partes, la primera, abordando los datos que dimensionan la ciudad, la segunda para compartir las cosas que se están realizando y la última de ellas, cuál es el objetivo y los retos más importantes que tiene la ciudad.

Alicante, décima ciudad española

Bajo el título: “Alicante, un modelo alternativo al Sur de la Comunitat”, el alcalde empezó contextualizando las cifras más importantes de la localidad. En estos momentos, cuenta con una población de 353.000 habitantes empadronados y es la décima ciudad española de hecho y undécima de derecho. Es la quinta posición a nivel nacional en el PIB “pero pese a eso, en el presupuesto de este año para el Gobierno de España somos la última en inversiones” apuntó el alcalde.

En cuanto a infraestructuras de comunicación, cuenta con AVE Alicante-Madrid, punto en el que Barcala quiso aprovechar para mostrar su total oposición al anuncio de cambio de salida y llegada de estos trenes de Atocha, argumentando que “somos la línea de AVE más rentable, con 12 millones de viajeros desde su puesto en marcha y hasta la pandemia la que más pasajeros mueve.” Por otra parte, Alicante tiene el quinto aeropuerto de España, que conecta con 26 países y que también aprovechó para reivindicar “la conexión ferroviaria del aeropuerto de Alicante-Elche, con Elche y con Alicante, que carece de esa infraestructura”. Y, por último, la ciudad también está comunicada por el Puerto de Alicante, que “convive con la ciudad y está integrado en nuestro día a día” según apuntó el alcalde, y en el que se esperan para este año un total de 180.000 cruceristas en 80 barcos, lo que supondrá un impacto económico de unos 12 millones de euros. Además, también apuntó la necesidad de la conexión con el corredor Mediterráneo.

Por la parte académica, en la ciudad se ubica la Universidad de Alicante que tiene varios campus, uno ahí mismo y otro en Elche, entre otros. Es precisamente con la Universidad con la que se está desarrollando el parque tecnológico, para seguir dotando de recursos el gran proyecto de Alicante Futura. El alcalde también señaló que otro activo de la ciudad era la EUIPO, la oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea, que “pone a nivel mundial a la ciudad y supone el 0,19 del PIB y esto da una idea, junto con sus 3.000 empleados directos e indirectos, de las dimensiones y el peso una agencia como esta.” El sector servicios es la especialidad de Alicante.

En cuanto a la actividad económica, el alcalde apuntó que el sector servicios es el sustento principal de Alicante y depende de él fundamentalmente, aunque es una de las cuestiones que están intentado enderezar.  Dentro de él, el turismo supone el 15,5% de nuestro PIB y ha sido este sector el que ha salvado dentro de la pandemia, el último cuatrimestre del 2021. En este sentido, el ocio y la gastronomía son también señas de identidad local que están intentando impulsar.

Y por último los referentes monumentales, los castillos urbanos, Santa Bárbara y San Fernando. Un frente litoral de 21 kilómetros, unas playas, urbanas en su mayoría, y con bandera azul. En definitiva, el alcalde recalcó que Alicante es una ciudad asequible, acogedora, amable para quien vive y la visita.

 

Transformación y retos para Alicante

“Cuando llegué a Alicante, veníamos de tres años de tripartito de izquierdas que había convertido la política municipal en un rin de boxeo, con las peleas internas por encima de las necesidades de los alicantinos.” En ese contexto, Barcala afirmó con rotundidad que “era necesario tener un revulsivo, inyectar ilusión y, sobre todo, tener una idea clara de las necesidades a corto, medio y largo plazo”

Desde la llegada del nuevo equipo de gobierno, Barcala justificó que están impulsado numerosos cambios, empezando por la política fiscal, con la cancelación del Plan de Ajuste, “lo que nos liberó en gran medida para disponer de los recursos propios del Ayuntamiento.” Seguido a eso, la segunda medida fue la rebaja del IBI del 5% para todos los alicantinos, – punto que aprovechó para dejar claro que, a pesar de la petición del Gobierno central, no iba a sufrir una subida-, más los incentivos para el establecimiento de empresas y la generación de empleo. Y en julio de 2020, se canceló completamente la deuda del Ayuntamiento.

El alcalde anunció que no se iba a aplicar en Alicante la tasa turística y la adaptación de la plusvalía para adaptarla a la sentencia del Tribunal Constitucional y al decreto como consecuencia.

Esta política, como explicó el alcalde, ha hecho que por tercer año consecutivo y según la Fundación para el Avance de la Libertad, Alicante se sitúe en el tercer puesto de las ciudades más liberales económicamente de España.

Y en este capítulo fiscal el alcalde quiso dejar claro con cifras, que esta política de bajada de impuestos no conlleva una bajada de ingresos y menos de inversiones, sino todo lo contrario y aportó las cifras más importantes, “ingresamos más e invertimos 10 veces más.”

En cuanto a inversiones, el alcalde destacó que en estos tres años se ha desatascado los vencimientos de todas las grandes contratas y que hoy o han sido licitadas y adjudicadas ya o están en proceso, dado que eran “servicios esenciales”. Y entre los grandes proyectos, mencionó el Centro de Congresos, que se ubicará en el Puerto y que será la nueva imagen de la ciudad con un edificio singular, el proyecto Alicante Agua Circular, en colaboración con Hidraqua, para optimizar los recursos hídricos para no verter agua al mar; o el proyecto de hidrógeno verde, HyVus para impulsar este combustible verde en transporte público.

Y en cuanto a políticas sociales, “nunca en la historia de los presupuestos de Alicante, se había destinado tantos recursos a lo social, y lo remarco porque parece que las políticas sociales unos y que a los demás no nos importan” apuntó el primer edil. En total, son 32 millones de euros para atender la emergencia social, sanitaria y económica.

Y, para terminar, el primer edil alicantino quiso dibujar el horizonte hacia el que se encamina la ciudad señalando cuatro grandes retos, que pasan por la transformación física de la ciudad, con un nuevo PGOU – aprobado para 2027-, la ampliación de los servicios públicos de calidad, la transformación económica y el último de los retos, el incremento de los recursos financieros públicos.

Con estas cuatro grandes metas el alcalde acabó su detallada y clara exposición, en la que quedó patente ante la notable audiencia de la noche el amor que siente por Alicante y la pasión que deposita en su cargo al frente de la tercera ciudad de Alicante.

En ese sentido, entre el público se encontraban numerosos representantes políticos, económicos, académicos y militares como el Teniente General de Alta Disponibilidad, Fernando García Vaquero, el presidente de la Diputación de Alicante y presidente del PP en la CV, Carlos Mazón,  la síndica del grupo Popular en les Corts del PP, Mª José Catalá, el presidente de la CEV, Salvador Navarro, el presidente de la Cámara de Comercio de Valencia y las Cámaras de la CV, José Vicente Morata, entro otros.

 

Compartir

Actividades anteriores

Elecciones Unión Europea 9 de junio
Como es habitual, periodistas valencianos analizaron los resultados electorales de las Elecciones Europeas 2024, del pasado 9 de junio.
Fondos (1)
El pasado lunes 27 de mayo, el Club de Encuentro Manuel Broseta abordó la situación actual de la vivienda en...
4_rey_civil_20200210
Para el Club supone una gran satisfacción que el Jefe del Estado ostente esta representación, al tiempo que es un...