El profesor Javier Quesada inauguró la nueva temporada de actividades del Club de Encuentro dibujando el futuro de la colaboración entre ciencia y empresa

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Club de Encuentro Manuel Broseta ha comenzado su nueva temporada de actividades con la conferencia del catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Valencia y Presidente Premios Rei Jaume I, Javier Quesada. El auditorio para escuchar al profesor Quesada estaba lleno, y entre los asistentes, algunos de los representantes del mundo económico, político y académico como el conseller de Hacienda Vicente Soler; los rectores de la UPV, Francisco José Mora, y el rector de la Universidad Católica, José Manuel Pagán; el presidente de la CEV,  Salvador Navarro o el Presidente de la Fundación Bancaja, Rafael Alcón.

La presidenta del Club de Encuentro, Amparo Maties, fue la encargada de presentar al invitado. “ Hemos querido empezar esta temporada con una tema clave, atemporal pero no por ello de menos actualidad, en el que la sociedad civil tiene un papel fundamental. Par ello contamos con el profesor Javier Quesada, un sabio, eso es lo que opinan todos los que le conocen”, afirmó la presidenta antes de repasar su trayectoria profesional y felicitar a la Fundación Rei Jaume I, que preside el invitado.

“El futuro de la colaboración ciencia-empresa” fue el título de la conferencia que impartió el catedrático que comenzó su intervención agradeciendo  a la Junta Directiva la invitación. Quesada empezó por el final, enumerando las conclusiones de su charla, y señalando que “el futuro de la colaboración es posible, es necesaria. El punto de partida es insatisfactorio, sin embargo los beneficios potenciales de una mayor colaboración son extraordinarios”. A continuación, el presidente de los premios Rei Jaume I se hizo varias preguntas que iría contestando a lo largo de la conferencia. “¿Por qué es importante la colaboración? ¿Cómo estamos? ¿Podemos mejorar? ¿Y cómo hacerlo?”.

Javier Quesada habló de las dos partes sobre las que se centró la charla. Por una parte el sistema científico tecnológico formado por universidades, departamentos, Institutos de investigación, centros e institutos tecnológicos, empresas que producen I+D… En el otro lado, la empresa, que produce o compra servicios de I+D y aprovecha la innovación para asegurar su futuro.

“El sector del sistema de ciencia y tecnología trabaja para sí mismo. La empresa hace muchas cosas que tienen su propia finalidad interna. ¿Cómo pueden colaborar? Las oportunidades de negocio las tiene el sector privado y la empresa, pero el mundo de la ciencia y tecnología puede contribuir al modelo de negocio”, apuntó el profesor Quesada. El conferenciante nombró las características comunes que comparten empresarios y científicos:

  1. Vocación/pasión por el trabajo
  2. Necesitan talento.
  3. Los dos mundos son muy creativos
  4. Capacidad de gestionar riesgo
  5. Necesitan liderazgo
  6. Necesitan y tienen orgullo profesional
  7. Necesitan perseverancia. Hay que insistir.
  8. Resilencia
  9. Suerte

El profesor también se refirió a los factores que potencian la innovación empresarial:

  1. La cultura empresarial.
  2. La especialización productiva
  3. La dimensión y edad de la empresa
  4. La formación de empresarios, directivos y empleados es crucial para la innovación empresarial
  5. Las exigencias del mercado
  6. La regulación: medioambiental, laboral, administrativa
  7. Cuenta de resultados: las empresas innovan porque ahorran costes laborales, energéticos…

“En este mundo de empresas y científicos , los dos pilares son necesarios. No se avanza sin cualquiera de los dos”, afirmó Quesda. A continuación, el profesor habló de grandes empresarios y grandes científicos que cambiaron el mundo. En el primer grupo nombres como Isaac Singer, inventor de la máquina de coser; Levi Strauss, inventor de los pantalones vaqueros; Henry Ford, que desarrolló el coche o Thomas Edison, inventor de la bombilla, la calefacción, los discos de gramófono… En el grupo de científicos destacados que han transformado el mundo, Jean Dausset, Arthur Kornberg, Severo Ochoa, Hamilton Smith o Roger Kornberg, entre otros.

A la pregunta de ¿Cuánto colaboramos?, Quesada afirmó que en España, además de que nos se ha invertido lo suficiente, en la crisis hemos retrocedido. El invitado continuó mostrando datos importante para centrar el debate, como quien ejecuta la I+D, quién la financia, qué tipo de I+D se hace en España, cuánta gente trabaja en nuestro país en este sector o cual es la situación de España respecto a Europa.  “En España exportamos mucho, pero en nuestro contenido no hay mucho contenido tecnológico”, subrayó.

La última parte de la conferencia se centró en lo que podemos hacer para mejorar. “Tenemos que decidir, iniciar o potenciar una estrategia  a largo plazo de colaboración integrada en el consejo de dirección de la empresa o la entidad. Saber quién la impulsa y para qué”, comentó el catedrático. Quesada dio las cifras de inversión y de contratación de personal necesarias para situarnos en la media Europea en 2030. Antes de pasar a las preguntas, el conferenciante volvió a recordar las conclusiones con que inició su charla. “Hay que hacer un esfuerzo mucho mayor, a lo grande. Hay que decir, esto es el futuro. Los sueldos de pasado mañana nos lo van a dar el I+D”.