Tom Burns Marañón habló en el Club de Encuentro del pasado y el presente político en España

Club_Burns-1 Club_Burns-2 Club_Burns-4 Club_Burns-5 Club_Burns-6 Club_Burns-7 Club_Burns-8 Club_Burns-9 Club_Burns-12 Club_Burns-13 Club_Burns-15 Club_Burns-16 Club_Burns-17 Club_Burns-18 Club_Burns-19 Club_Burns-20 Club_Burns-21 Club_Burns-22 Club_Burns-23 Club_Burns-24 Club_Burns-27 Club_Burns-28 Club_Burns-29 Club_Burns-31 Club_Burns-32 Club_Burns-33 Club_Burns-34 Club_Burns-36 Club_Burns-37 Club_Burns-38 IMG_0601 IMG_0590 IMG_0572 IMG_0571 IMG_0567 IMG_0552
<
>

pdf_3 Tom Burns Marañón, ensayista hispano-británico, antiguo corresponsal del Financial Times, el Washington Post, Newsweek o Reuters, ha estado en el Club de Encuentro con una conferencia titulada “Cuarenta años de democracia en España ¿Por qué se pudrió la manzana?”. El conferenciante fue presentado por el notario y miembro de la Junta Directiva, Alfonso Pascual, al que describió como un “brillante escritor y periodista y magnífico ensayista”. El presentador repasó la trayectoria profesional del invitado, un “comunicador y líder de opinión diferente de los demás, no existe el conflicto de intereses o conflicto de nacionalidades en él”, apuntó.

Tom Burns comenzó su intervención rindiendo homenaje al profesor Manuel Broseta, del que se declaró un gran admirador.  “Soy un liberal inasequible al desaliento. Creo a pies juntillas en la sociedad civil grande, en libertad, que se autorregula y en la Administración pequeña, muy transparente, que rinda cuentas de todo lo que hace”, confesó a modo de introducción.

Burns habló del pasado y presente de la situación política española a través de las tesis que desgrana en su libro “De la fruta madura a la manzana podrida”. “La deficiente calidad de nuestro sistema parlamentario se debe a mi parecer a quiebras que aparecen ya en el origen del bipartidismo que surge en la Constitución”, afirmó.

Tom Burns explicó cómo a partir de los resultados de las elecciones del pasado 20 de diciembre, el libro cobró otra relevancia. “Se habla más de la manzana podrida que de la fruta madura”, señaló. El periodista se mostró convencido de que las pasadas elecciones pusieron fin al sistema bipartidista que evolucionó a partir de la Transición.  “La política se ha de hacer de otra manera”, dijo.

El ensayista afirmó que estamos a las puertas de una segunda transición, pero “sin la concordia y el liderazgo de esa fruta madura”. Según él, “la manzana se ha podrido” y para recuperar el espíritu de la fruta madura “se ha de estudiar, debatir, acordar por qué se pudrió esa manzana”.

El conferenciante resumió los desafíos del entorno actual (crisis financiera, paro, sueldos precarios, una economía globalizada, el yihadismo, crisis humanitaria, cambio climático…) y explicó la gigantesca transformación que sufrió la sociedad durante la dictadura de Franco, una transformación que no se extendió al ámbito político. El hecho de que “la fruta de la democracia” estuviese madura hizo que los protagonistas de la Transición, desde el Rey a los políticos consiguiesen el objetivo de hacer de España una democracia.

En la segunda parte de la conferencia, Burns explicó las razones por las que, 40 años después de la muerte de Franco, el sistema político nacido entonces está tan alejado de lo que hoy demanda la sociedad. El ensayista desgranó los principales errores del panorama actual y las medidas urgentes que se tienen que tomar para regenerar esa vida política: modificar la ley electoral, cambiar la ley de partidos y su funcionamiento, luchar para que la separación de poderes sea una realidad o atacar la corrupción, entre otras. Tom Burns terminó su intervención con una cita de su abuelo Gregorio Marañón: “Tengo fe en España porque la conozco”.