Santiago Posteguillo habló de los personajes femeninos y los giros imprevistos en la novela histórica en el Club de Encuentro

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El escritor valenciano Santiago Posteguillo estuvo en el Club de Encuentro hablando de “Lo imprevisto y lo femenino en la novela histórica” dentro de los “Encuentros con la Cultura” que viene celebrando el Club desde hace un tiempo. La presidenta, Amparo Matíes, hizo una breve introducción y dijo que Santiago Posteguillo era “presencia obligada en el Club de Encuentro por muchos méritos, motivos y circunstancias”. A continuación tomó la palabra Andreea Hancu, miembro de la Junta Directiva y encargada de presentar al invitado, al que calificó de erudito por partida doble y repasó toda su actividad académica y su trayectoria literaria. Hancu terminó su intervención destacando la importancia de las artes y la literatura en el camino hacia la igualdad de las mujeres.

Santiago Posteguillo comenzó por lo imprevisto, el giro inesperado en una trama narrativa. “Lo podemos encontrar en cualquier relato corto, novela, teatro, poesía, ensayo…”. Desde Poe a Cortázar, los escritores saben que ese giro “hace comprender la profundidad del texto”. El escritor explicó cómo lo utilizó él su libro de relatos “La noche en que Frankestein leyó el Quijote” y contó varios ejemplos de cómo él “remueve los clásicos” y tiene siempre “encendido el radar” para recuperar historias de otro momento.

El invitado fue desgranando género a género los giros imprevistos que tienen lugar en obras como Jane Eyre, Niebla, Julio César o en poemas como el de Gustavo Adolfo Bécquer. A continuación, Posteguillo  habló de la teoría piramidal de los géneros narrativos y de cómo estos se pueden mezclar. “A mí me gusta incorporar elementos de otros géneros”, afirmó. El profesor expuso ejemplos de giros imprevistos en algunas de sus novelas antes de pasar a hablar de los personajes femeninos.

“A la hora de narrar la novela histórica nos olvidamos muchas veces del punto de vista de la mujer”, señaló. Posteguillo explicó en qué consiste el test de Bechdel y mostró su propósito de que en sus novelas su personajes pasaran dicho test para a continuación hacer un repaso por algunos de esos personajes femeninos y sus circunstancias, algunos creados adhoc como Netikerty y otros reales, pero que “quedaron ocultos en la historia” como Sofonisba. “Si se buscan personajes femeninos, se pueden encontrar. Hay que escarbar en las fuentes”, apuntó.

“El giro más imprevisto es el de la mujer. La novela histórica no puede reinterpretar la historia, pero si puede completar el relato que se nos ha hecho hasta ahora añadiendo la perspectiva de la mujeres”, afirmó Santiago Posteguillo a modo de conclusión.