Los retos de la sociedad civil, a debate en el Club de Encuentro

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

pdf_3El Club de Encuentro Manuel Broseta ha organizado una mesa redonda con el título “Los retos de la Sociedad Civil” en la que han participado Salvador Sánchez- Terán, presidente de la Plataforma del G2020; Ignacio Buqueras, Presidente de la Fundación Independiente; Manuel Broseta, Presidente de la Fundación Conexus y Carmen Alborch, profesora y escritora. La Presidenta del Club de Encuentro, Amparo Maties ha sido la moderadora de mesa. “Los protagonistas somos nosotros, la sociedad civil, que debe estar diferenciada de la sociedad política. La clase política no nos exime de las responsabilidad de ver cuáles son las demandas de nuestra sociedad”, apuntó Maties.

Para tratar, analizar y responder cuáles son esos retos a los que se enfrenta la sociedad civil, la presidenta del Club presentó a los participantes.  El primero en tomar la palabra fue Salvador Sánchez- Terán, presidente de la Plataforma del G2020, ex diputado y ex ministro, con una extensa carrera profesional y política. Sánchez-Terán comenzó haciendo referencia a los objetivos del tercer encuentro de la sociedad civil celebrado en noviembre del pasado año, entre los que citó reflexionar sobre los problemas políticos y sociales, tratar temas esenciales como la regeneración democrática y la trasparencia, la reforma de la Constitución, el pacto por la educación, los mayores, la infancia, las mujeres, el paro o el empleo, entre otros. Urgir a los dirigentes políticos de todos los partidos a que asuman los principios de la concordia y el consenso que hicieron posible la Transición; pedir a los líderes políticos iniciar sin demora los pactos económicos y sociales y ponerlos en aplicación  y proponer como algo imprescindible que la nueva generación de la vida española participe en la vida política. “Unidad, solidaridad, ética y proyección internacional” son los pilares sobre los que, en su opinión, debe descansar la nueva sociedad. El ex ministro hizo hincapié en la recuperación de los valores y actitudes que hicieron posible la Transición

A continuación fue el turno de Ignacio Buqueras, Presidente de la Fundación Independiente, economista y Doctor en Ciencias de la Información, empresario y consejero de varias sociedades, que ha dedicado numerosos libros y artículos al tema de la sociedad civil. Buqueras habló del objetivo de la Fundación que preside que no es otro que el fortalecimiento de la sociedad civil. “España está llena de mediocridad política”, es por ello, dijo, que la sociedad civil tiene que reaccionar y no solo limitarse a votar cada cuatro años. Entre las propuestas a las que aludió habló de hacer una democracia más participativa y exigir listas abiertas; que los partidos en su organización interna sean democrático y que cumplan el artículo 6º de la Constitución; mejorar la eficiencia de las Administración Pública y disminuir su gasto; potenciar los sectores de la economía real;  racionalizar y flexibilizar los horarios y sobre todo trabajar en una serie de valores.

Manuel Broseta, Presidente de la Fundación Conexus, abogado y miembro de numerosas asociaciones y consejos, se centró en dos cuestiones: cuál es la calidad de la sociedad civil y que podemos hacer para mejorarla. Broseta destacó la mejor calidad de la sociedad con respecto a los últimos 40 años y se preguntó el porqué de esa sensación de negatividad y desafección que hoy en día se ha impuesto. “Somos nosotros los que tenemos que trabajar. ¿En qué? En concienciarnos de que es responsabilidad nuestra”, afirmó.  Tenemos que crear un proyecto ilusionante y defender el país que tenemos, expuso. Para el Presidente la Fundación Conexus, el hecho de que los políticos lo invadan todo no debe ser excusa para no participar en la sociedad. Es importante, según dijo, “reconocer el esfuerzo y liderazgo de los demás.  Aplaudir a los que tienen éxito, reforzar las élites” y ser una sociedad civil más formada e informada. “Somos esenciales para defender lo nuestro”, concluyó.

La última en tomar la palabra fue Carmen Alborch, profesora y escritora, que ha ostentado numerosos cargos de responsabilidad en la política, entre ellos el de diputada, senadora y ex ministra de Cultura. Alborch subrayó su identificación con la sociedad civil, incluso cuando ocupaba cargos políticos. La ex ministra centró su intervención en las mujeres y el feminismo. “Queremos seguir teniendo plenitud de derechos y también de deberes. Tenemos que reconocer historias de opresión e historias de éxito dentro de la evolución del feminismo. Todavía no estamos suficientemente reconocidas ni visibilizadas”, comentó, a pesar de que lo que más ha cambiado en esta sociedad en los últimos años es la presencia activa de las mujeres. Alborch quiso remarcar que el feminismo no es una lucha contra los hombres, “luchamos contra un sistema que oprime a las mujeres”. “Necesitamos la complicidad de los hombres para recorrer este camino. Que haya un nuevo contrato social entre hombres y  mujeres. No queremos espacios de exclusión”, apuntó.  Para ello es necesario plantear políticas de igualdad,   “es importante  luchar e invertir esfuerzos en que no haya talentos invisibles.  Es importante que pactemos y dialoguemos”, afirmó.

Una vez concluidas las intervenciones de la mesa, se creó un interesante debate en el que el público asistente trasladó algunas preguntas y comentarios a los invitados sobre diversos asuntos.