Josep Vicent Boira apostó por reinventar la sociedad valenciana para seguir avanzando

“Mis palabras de hoy reflejan el espíritu colectivo de una
serie de personas independientes, libres y preocupadas por el futuro de la sociedad civil”. Con
estas palabras comenzó su intervención el geógrafo y profesor de la Universitat de Valencia,
Josep Vicent Boira que  ayer martes  estuvo en el  Club de Encuentro para presentar el
manifiesto  “Más sociedad civil”.  Según Boira, entre este grupo de personas están “los que
apuestan por la libertad y por el diálogo, los que quieren que las leyes sean iguales para todos,
los que respetan a quienes no piensan igual que nosotros y los que están por por las actitudes
constructivas y por contribuir a que la ciudadanía sea cada vez más comprometida, más
consciente y más crítica”.
Ante un salón completamente abarrotado, Boira explicó que lo importante de “Más sociedad
civil” es el mensaje que quieren transmitir. El profesor explicó que para llegar al manifiesto
tuvieron que preguntarse qué había pasado para llegar a donde estamos en la actualidad. “No
tenemos las soluciones para enfrentarnos a la crisis económica y moral que padecemos los
valencianos, pero si podemos denunciar sus males y tener vivos los valores desde el que se
deberían abordar las soluciones”.   Según él,  “tras un  tiempo de acción desmedida, los
valencianos necesitamos un tiempo de reflexión. Después de hacer las cosas a lo grande, ha
llegado la hora de hacer las cosas a lo pequeño”.
El primer firmante del manifiesto afirmó que la sociedad civil debe exigir a los partidos
políticos que pongan a sus mejores activos al servicio de la acción y de la reflexión, al mismo
tiempo que denunció que “la  visión política hoy en  día se basa en el corto plazo y en una
polarización de posiciones que han impedido el diálogo. Hoy en la Comunidad Valenciana no
hay espacio para el consenso y no se ven estrategias a corto y medio plazo”.  Según Boira, los
partidos políticos se  han aislado de la sociedad y esta  ha sido condescendiente con los
políticos.  “La clase política se ha profesionalizado hasta el extremo porque la sociedad civil
no se ha implicado en la gestión y el debate público. Y esta dinámica hay que romperla de
alguna manera” manifestó.
Según el geógrafo, “la solución no es tanto  crecer de nuevo, sino de crecer mejor. El
llamamiento es reinventar la sociedad valenciana. Esa reinvención solo puede hacerse desde la
confianza en el futuro” explicó.   Boira habló también del descrédito exterior actual de la
Comunidad Valenciana, y aunque dijo que es una imagen injusta, reconoció que se han hecho
muchas cosas mal. Nombró lo que considera son los principales problemas de la sociedad: el
abandono escolar, la reducida inversión en I+D y la  baja productividad, muy inferior a la media
europea.  Ante ello expresó su convencimiento de que la sociedad valenciana es más que todo
eso. “Somos más que la corrupción, la desidia o el despilfarro, pero sobre todo somos más y
creemos que podemos ser mejor” afirmó.  Y para diseñar ese futuro, según comentó, se debe apostar por una serie de puntos esenciales:
disponer de un músculo financiero de base regional; mejorar el sistema de financiación de la
Comunidad Valenciana; disponer de infraestructuras de calidad, adaptadas al tejido productivo
como el  Corredor Mediterráneo. En este  puntó expresó que “es necesario un compromiso
claro en los presupuestos generales del Estado para el corredor mediterráneo. Ante la
actitud ambigua del Gobierno, solo cabe expresar una constante presión social de una
infraestructura que apueste por el eje  mediterráneo”. También  habló de la necesaria
revolución de la educación y la retención del talento; el plantar cara a la crisis demográfico y
apostar por la visión 2+1, “dos lenguas propias más el inglés como lengua de futuro”.
El profesor dijo que para  profundizar en estos aspectos se  necesitan nuevos principios.  “La
sociedad quiere hacer un llamamiento urgente a los gobernante y políticos valencianos para
eliminar lo superfluo y aligerar la carga del país para que la sociedad pueda volver a despegar”
manifestó.
Para concluir, Boira explicó al público la propuesta “CVglobal2038” una iniciativa global a corto
y medio plazo impulsada por “Más sociedad civil” en la que exista una fuerte participación de
la sociedad civil y un cambio de mentalidad en gobernantes y políticos. Para ello habló de
algunas propuestas concretas como  “el descrédito  de la  Comunidad en España  y Europa,
comprometerse con una escala de valores, apostar por el Corredor Mediterráneo, reivindicar
un mejor sistema financiero o reavivar las actitudes productivas
“Mis palabras de hoy reflejan el espíritu colectivo de una
serie de personas independientes, libres y preocupadas por el futuro de la sociedad civil”. Con
estas palabras comenzó su intervención el geógrafo y profesor de la Universitat de Valencia,
Josep Vicent Boira que  ayer martes  estuvo en el  Club de Encuentro para presentar el
manifiesto  “Más sociedad civil”.  Según Boira, entre este grupo de personas están “los que
apuestan por la libertad y por el diálogo, los que quieren que las leyes sean iguales para todos,
los que respetan a quienes no piensan igual que nosotros y los que están por por las actitudes
constructivas y por contribuir a que la ciudadanía sea cada vez más comprometida, más
consciente y más crítica”.
Ante un salón completamente abarrotado, Boira explicó que lo importante de “Más sociedad
civil” es el mensaje que quieren transmitir. El profesor explicó que para llegar al manifiesto
tuvieron que preguntarse qué había pasado para llegar a donde estamos en la actualidad. “No
tenemos las soluciones para enfrentarnos a la crisis económica y moral que padecemos los
valencianos, pero si podemos denunciar sus males y tener vivos los valores desde el que se
deberían abordar las soluciones”.   Según él,  “tras un  tiempo de acción desmedida, los
valencianos necesitamos un tiempo de reflexión. Después de hacer las cosas a lo grande, ha
llegado la hora de hacer las cosas a lo pequeño”.
El primer firmante del manifiesto afirmó que la sociedad civil debe exigir a los partidos
políticos que pongan a sus mejores activos al servicio de la acción y de la reflexión, al mismo
tiempo que denunció que “la  visión política hoy en  día se basa en el corto plazo y en una
polarización de posiciones que han impedido el diálogo. Hoy en la Comunidad Valenciana no
hay espacio para el consenso y no se ven estrategias a corto y medio plazo”.  Según Boira, los
partidos políticos se  han aislado de la sociedad y esta  ha sido condescendiente con los
políticos.  “La clase política se ha profesionalizado hasta el extremo porque la sociedad civil
no se ha implicado en la gestión y el debate público. Y esta dinámica hay que romperla de
alguna manera” manifestó.
Según el geógrafo, “la solución no es tanto  crecer de nuevo, sino de crecer mejor. El
llamamiento es reinventar la sociedad valenciana. Esa reinvención solo puede hacerse desde la
confianza en el futuro” explicó.   Boira habló también del descrédito exterior actual de la
Comunidad Valenciana, y aunque dijo que es una imagen injusta, reconoció que se han hecho
muchas cosas mal. Nombró lo que considera son los principales problemas de la sociedad: el
abandono escolar, la reducida inversión en I+D y la  baja productividad, muy inferior a la media
europea.  Ante ello expresó su convencimiento de que la sociedad valenciana es más que todo
eso. “Somos más que la corrupción, la desidia o el despilfarro, pero sobre todo somos más y
creemos que podemos ser mejor” afirmó.  Y para diseñar ese futuro, según comentó, se debe apostar por una serie de puntos esenciales:
disponer de un músculo financiero de base regional; mejorar el sistema de financiación de la
Comunidad Valenciana; disponer de infraestructuras de calidad, adaptadas al tejido productivo
como el  Corredor Mediterráneo. En este  puntó expresó que “es necesario un compromiso
claro en los presupuestos generales del Estado para el corredor mediterráneo. Ante la
actitud ambigua del Gobierno, solo cabe expresar una constante presión social de una
infraestructura que apueste por el eje  mediterráneo”. También  habló de la necesaria
revolución de la educación y la retención del talento; el plantar cara a la crisis demográfico y
apostar por la visión 2+1, “dos lenguas propias más el inglés como lengua de futuro”.
El profesor dijo que para  profundizar en estos aspectos se  necesitan nuevos principios.  “La
sociedad quiere hacer un llamamiento urgente a los gobernante y políticos valencianos para
eliminar lo superfluo y aligerar la carga del país para que la sociedad pueda volver a despegar”
manifestó.
Para concluir, Boira explicó al público la propuesta “CVglobal2038” una iniciativa global a corto
y medio plazo impulsada por “Más sociedad civil” en la que exista una fuerte participación de
la sociedad civil y un cambio de mentalidad en gobernantes y políticos. Para ello habló de
algunas propuestas concretas como  “el descrédito  de la  Comunidad en España  y Europa,
comprometerse con una escala de valores, apostar por el Corredor Mediterráneo, reivindicar
un mejor sistema financiero o reavivar las actitudes productivas

PORTADA 27-03-2012

pdf_3“Mis palabras de hoy reflejan el espíritu colectivo de una serie de personas independientes, libres y preocupadas por el futuro de la sociedad civil”. Con estas palabras comenzó su intervención el geógrafo y profesor de la Universitat de Valencia, Josep Vicent Boira que  el martes 27 de marzo  estuvo en el  Club de Encuentro para presentar el manifiesto  “Más sociedad civil”.  boira

Francisco Martínez Boluda, abogado y miembro de la Junta Directiva del Club, fue el encargado de presentar al conferenciante, del que destacó su brillante trayectoria profesional y subrayó cómo el conocimiento y la reflexión, germen del manifiesto, ” son los únicos instrumentos para seguir avanzando”. Según Josep Vicent Boira, entre este grupo de personas están “los que apuestan por la libertad y por el diálogo, los que quieren que las leyes sean iguales para todos, los que respetan a quienes no piensan igual que nosotros y los que están por por las actitudes constructivas y por contribuir a que la ciudadanía sea cada vez más comprometida, más consciente y más crítica”. Francisco Martínez Boluda, abogado y miembro de la Junta Directiva del Club, fue el encargado de presentar al conferenciante, del que destacó su brillante trayectoria profesional y subrayó cómo el conocimiento y la reflexión, germen del manifiesto, ” son los únicos instrumentos para seguir avanzando”. Según Josep Vicent Boira, entre este grupo de personas están “los que apuestan por la libertad y por el diálogo, los que quieren que las leyes sean iguales para todos, los que respetan a quienes no piensan igual que nosotros y los que están por por las actitudes constructivas y por contribuir a que la ciudadanía sea cada vez más comprometida, más consciente y más crítica”.

Ante un salón completamente abarrotado, Boira explicó que lo importante de “Más sociedad  civil” es el mensaje que quieren transmitir. El profesor explicó que para llegar al manifiesto tuvieron que preguntarse qué había pasado para llegar a donde estamos en la actualidad. “No tenemos las soluciones para enfrentarnos a la crisis económica y moral que padecemos los valencianos, pero si podemos denunciar sus males y tener vivos los valores desde el que se deberían abordar las soluciones”.   Según él,  “tras un  tiempo de acción desmedida, los valencianos necesitamos un tiempo de reflexión. Después de hacer las cosas a lo grande, ha llegado la hora de hacer las cosas a lo pequeño”.

El primer firmante del manifiesto afirmó que la sociedad civil debe exigir a los partidos políticos que pongan a sus mejores activos al servicio de la acción y de la reflexión, al mismo tiempo que denunció que “la  visión política hoy en  día se basa en el corto plazo y en una polarización de posiciones que han impedido el diálogo. Hoy en la Comunidad Valenciana no hay espacio para el consenso y no se ven estrategias a corto y medio plazo”.  Según Boira, los partidos políticos se  han aislado de la sociedad y esta  ha sido condescendiente con los políticos.  “La clase política se ha profesionalizado hasta el extremo porque la sociedad civil no se ha implicado en la gestión y el debate público. Y esta dinámica hay que romperla dealguna manera” manifestó.

Según el geógrafo, “la solución no es tanto  crecer de nuevo, sino de crecer mejor. El llamamiento es reinventar la sociedad valenciana. Esa reinvención solo puede hacerse desde la confianza en el futuro” explicó.   Boira habló también del descrédito exterior actual de la Comunidad Valenciana, y aunque dijo que es una imagen injusta, reconoció que se han hecho muchas cosas mal. Nombró lo que considera son los principales problemas de la sociedad: el abandono escolar, la reducida inversión en I+D y la  baja productividad, muy inferior a la media europea.  Ante ello expresó su convencimiento de que la sociedad valenciana es más que todo eso.

“Somos más que la corrupción, la desidia o el despilfarro, pero sobre todo somos más y creemos que podemos ser mejor” afirmó.  Y para diseñar ese futuro, según comentó, se debe apostar por una serie de puntos esenciales: disponer de un músculo financiero de base regional; mejorar el sistema de financiación de la Comunidad Valenciana; disponer de infraestructuras de calidad, adaptadas al tejido productivo como el  Corredor Mediterráneo. En este  punto expresó que “es necesario un compromiso claro en los presupuestos generales del Estado para el corredor mediterráneo. Ante la actitud ambigua del Gobierno, solo cabe expresar una constante presión social de una infraestructura que apueste por el eje  mediterráneo”. También  habló de la necesaria revolución de la educación y la retención del talento; el plantar cara a la crisis demográfico y apostar por la visión 2+1, “dos lenguas propias más el inglés como lengua de futuro”. El profesor dijo que para  profundizar en estos aspectos se  necesitan nuevos principios.  “La sociedad quiere hacer un llamamiento urgente a los gobernante y políticos valencianos para eliminar lo superfluo y aligerar la carga del país para que la sociedad pueda volver a despegar”manifestó.

Para concluir, Boira explicó al público la propuesta “CVglobal2038” una iniciativa global a corto y medio plazo impulsada por “Más sociedad civil” en la que exista una fuerte participación de la sociedad civil y un cambio de mentalidad en gobernantes y políticos. Para ello habló de algunas propuestas concretas como  “el descrédito  de la  Comunidad en España  y Europa, comprometerse con una escala de valores, apostar por el Corredor Mediterráneo, reivindicar un mejor sistema financiero o reavivar las actitudes productivas.

Ante un salón completamente abarrotado, Boira explicó que lo importante de “Más sociedad  civil” es el mensaje que quieren transmitir. El profesor explicó que para llegar al manifiesto tuvieron que preguntarse qué había pasado para llegar a donde estamos en la actualidad. “No tenemos las soluciones para enfrentarnos a la crisis económica y moral que padecemos los valencianos, pero si podemos denunciar sus males y tener vivos los valores desde el que se deberían abordar las soluciones”.   Según él,  “tras un  tiempo de acción desmedida, los valencianos necesitamos un tiempo de reflexión. Después de hacer las cosas a lo grande, ha llegado la hora de hacer las cosas a lo pequeño”.

El primer firmante del manifiesto afirmó que la sociedad civil debe exigir a los partidos políticos que pongan a sus mejores activos al servicio de la acción y de la reflexión, al mismo tiempo que denunció que “la  visión política hoy en  día se basa en el corto plazo y en una polarización de posiciones que han impedido el diálogo. Hoy en la Comunidad Valenciana no hay espacio para el consenso y no se ven estrategias a corto y medio plazo”.  Según Boira, los partidos políticos se  han aislado de la sociedad y esta  ha sido condescendiente con los políticos.  “La clase política se ha profesionalizado hasta el extremo porque la sociedad civil no se ha implicado en la gestión y el debate público. Y esta dinámica hay que romperla dealguna manera” manifestó.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Según el geógrafo, “la solución no es tanto  crecer de nuevo, sino de crecer mejor. El llamamiento es reinventar la sociedad valenciana. Esa reinvención solo puede hacerse desde la confianza en el futuro” explicó.   Boira habló también del descrédito exterior actual de la Comunidad Valenciana, y aunque dijo que es una imagen injusta, reconoció que se han hecho muchas cosas mal. Nombró lo que considera son los principales problemas de la sociedad: el abandono escolar, la reducida inversión en I+D y la  baja productividad, muy inferior a la media europea.  Ante ello expresó su convencimiento de que la sociedad valenciana es más que todo eso.

“Somos más que la corrupción, la desidia o el despilfarro, pero sobre todo somos más y creemos que podemos ser mejor” afirmó.  Y para diseñar ese futuro, según comentó, se debe apostar por una serie de puntos esenciales: disponer de un músculo financiero de base regional; mejorar el sistema de financiación de la Comunidad Valenciana; disponer de infraestructuras de calidad, adaptadas al tejido productivo como el  Corredor Mediterráneo. En este  punto expresó que “es necesario un compromiso claro en los presupuestos generales del Estado para el corredor mediterráneo. Ante la actitud ambigua del Gobierno, solo cabe expresar una constante presión social de una infraestructura que apueste por el eje  mediterráneo”. También  habló de la necesaria revolución de la educación y la retención del talento; el plantar cara a la crisis demográfico y apostar por la visión 2+1, “dos lenguas propias más el inglés como lengua de futuro”. El profesor dijo que para  profundizar en estos aspectos se  necesitan nuevos principios.  “La sociedad quiere hacer un llamamiento urgente a los gobernante y políticos valencianos para eliminar lo superfluo y aligerar la carga del país para que la sociedad pueda volver a despegar”manifestó.

Para concluir, Boira explicó al público la propuesta “CVglobal2038” una iniciativa global a corto y medio plazo impulsada por “Más sociedad civil” en la que exista una fuerte participación de la sociedad civil y un cambio de mentalidad en gobernantes y políticos. Para ello habló de algunas propuestas concretas como  “el descrédito  de la  Comunidad en España  y Europa, comprometerse con una escala de valores, apostar por el Corredor Mediterráneo, reivindicar un mejor sistema financiero o reavivar las actitudes productivas.