Joaquín Almunia abordó las preocupaciones de Europa por el futuro político de España en el Club de Encuentro

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

pdf_3 “Nuevas elecciones en España y Europa esperando” es el título de la conferencia impartida hoy en el Club de Encuentro por Joaquín Almunia, ex comisario de la Unión Europea y Argelia Queralt, profesora de Derecho Constitucional en la Universidad de Barcelona y directora editorial de Agenda Pública. Juan Carlos Carbonell, miembro de la Junta Directiva, fue el encargado de presentar a los invitados e introducir el tema que se trató, lanzando algunos interrogantes sobre el futuro de España y cómo los resultados de las próximas elecciones puede influir en la política Europea. “Es difícil contar con dos invitados mejores para abordar estas preguntas”, manifestó Carbonell antes de repasar brevemente la trayectoria profesional de los dos conferenciantes.

Argelia Queralt agradeció al Club de Encuentro la invitación y en especial al vicepresidente, Salvador Vive por su apoyo a Agenda Pública. Queralt centró su intervención en explicar lo que es este proyecto, un “puente entre el conocimiento del ámbito universitario y el debate público”. Lo que pretende Agenda Pública es sacar las investigaciones de las revistas especializadas y llevarlas a la opinión pública, explicó. “Quisimos hacerlo llevando a los focos a gente nueva, a nuevos talentos, que hubiera un relevo generacional en los grandes opinadores de este país”, apuntó. “Queremos ofrecer contexto y análisis a las noticias para poder ayudar a entender todo lo que nos está pasando”, explicó.  Para ello se han valido de Internet y las redes sociales y han tejido una red muy importante de contactos de dentro y fuera de España que les ha permitido llegar a muchas investigaciones a costes muy bajos.

Dentro de esas investigaciones, uno de los focos de atención ha sido Europa, “uno de los temas que más se nos resiste”. “No es nada sencillo explicar qué es Europa.  La ciudadanía la conoce mal.  Necesitamos mucha pedagogía de la Unión Europea”, comentó. Argelia Queralt se refirió al título de la conferencia. “Estas elecciones plantearán un nuevo escenario en una nueva Europa, se ha visto como los arcos parlamentarios han cambiado y no sabemos cómo esto puede afectar a la toma de decisiones. ¿En qué medida puede la fragmentación parlamentaria a nivel interno hacer cambiar la toma de decisiones de la UE?  España va a tener que dar respuesta a los distintos retos que se le planteen”, expuso para terminar.

“Estamos en Europa, estamos integrados y compartimos muchas cosas. ¿Qué espera de nosotros la Unión Europea?”. Con esta pregunta inició su intervención Joaquín Almunia. Desde su experiencia como comisario de la UE y el trabajo desarrollado en las instituciones europeas, Almunia lanzó una serie de reflexiones. El conferenciante se refirió a varias hipótesis que se derivan de la incertidumbre que suponen nuevas elecciones en España.  En el caso de que se constituyese un gobierno del PP,  según Almunia, los representantes europeos se preguntan qué va a decir España sobre los refugiados. “Hasta ahora se ha dicho poco”, afirmó. “¿Va a contribuir o a frenar la respuesta europea del caso más dramático ante el que nos enfrentamos?”, se preguntó.

La segunda reflexión giró en torno al futuro de la economía. Según dijo, la recuperación de los marcadores económicos de los últimos meses peligra. “Si se gestionan mal las cosas, se puede echar por la borda lo conseguido hasta ahora por la sociedad española”, apuntó. Las respuestas ante este asunto variarán significativamente si en España termina gobernando un ejecutivo cercano al modelo griego o al modelo socialdemócrata.

A continuación, Almunia habló de la posición de España respecto al caso británico. España deberá formular como poner en marcha las  condiciones del gobierno de Cameron si la respuesta es quedarse dentro de Europa. “Si ganan los que quieren irse, habrá que negociar las condiciones de su salida y los cuatro grandes países, entre ellos España, deberá definir posiciones y decidir cómo se van a desvincular”, comentó.

El referéndum de Escocia fue otro de los puntos que abordó el invitado. “Supone un problema para España porque si deja entrar a Escocia en la UE, la decisión puede tener consecuencias por el problema catalán”, afirmó. “Si mantenemos una posición rígida, nos vamos a encontrar con tensiones”, concluyó.

Por último, Joaquín Almunia habló del déficit público. “¿Por qué se ha producido esta situación si los recortes han sido muy duros en educación y sanidad?”. Almunia se refirió a la rebaja de impuestos del gobierno del PP, “no era la hora de hacerlo”, apuntó y alertó del peligro de que las primas de riesgo vuelvan a encabezar los telediarios. “El problema del déficit no es el único problema que preocupa a los europeos, pero a nosotros nos debe preocupar porque si no lo arreglamos, no podremos luchar contra las desigualdades. A mí es lo que me importa. No podemos solucionar otros asuntos si no tenemos el compromiso de sanear la fuente de donde salen los recursos”, dijo como conclusión.

Antes de terminar, el público trasladó sus preguntas sobre diferentes cuestiones a los invitados.