Jesús Lizcano habló de corrupción y transparencia en la clausura del curso 2013-2014 del Club de Encuentro

PORTADA (Copiar)

pdf El Club de Encuentro Manuel Broseta clausuró el curso académico número 29 con la conferencia de Jesús Lizcano, Presidente de Transparencia Internacional España, bajo el título “Transparencia y corrupción a nivel nacional e internacional. Situación y perspectivas”. “La transparencia es uno de los valores que nos parecen esenciales en el Club de encuentro, el mejor antídoto contra la corrupción”, explicó Francisco Puchol, Presidente del Club. Por ello desde la Junta se quiso cerrar la temporada de conferencias con una persona que tanto ha hecho por la transparencia.
Vicente Cuñat, Profesor Emérito de la Universitat de València y socio del Club, fue el encargado de introducir el tema y presentar al conferenciante. “La transparencia es algo tan exigible como la integridad física”, apuntó, “es consustancial a la democracia y a la condición de ciudadanos”. Cuñat hizo además un breve repaso por la trayectoria profesional del invitado y destacó la importancia de “la acción desde el conocimiento”.
“Transparencia y corrupción son dos caras de la misma moneda. La transparencia no resuelve la corrupción, pero sí la combate” afirmó Jesús Lizcano. El también catedrático de Economía Financiera y Contabilidad de la UAM explicó los orígenes de la ONG que preside, hoy presente en un centenar de países, y habló de las tareas que desarrollan.
A nivel internacional, la organización elabora cuatro informes sobre corrupción: el índice de percepción de la corrupción, el barómetro de percepción de la corrupción, el índice de fuentes de soborno y el informe global sobre la corrupción en el mundo.
A nivel nacional, se centran en elaborar índices de transparencia que afectan a los Ayuntamientos, las Comunidades Autónomas, la gestión del Agua, las Diputaciones y los Parlamentos. Mediante estos Índices se trata de hacer frente al problema del déficit de información pública y la falta de transparencia por parte de las instituciones públicas españolas, tratando además de contribuir con ello a reducir los riesgos de corrupción en las mismas. También han elaborado unos principios de transparencia y anticorrupción dirigidos a las empresas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Del último informe sobre la percepción de la corrupción, que engloba 177 países, Lizcano destacó que corrupción y pobreza están fuertemente relacionadas mientras que en países con mayor libertad de prensa, existe menos corrupción. Suspenden 127 países en este índice, con Dinamarca o Nueva Zelanda a la cabeza y Somalia, Corea del Norte o Afganistán a la cola. “En España en 2013 ha habido un descenso, hemos bajado seis puntos y descendido diez puestos”, afirmó.
“Más de la mitad de los ciudadanos a nivel mundial afirma que la corrupción ha aumentado en los últimos años y los partidos políticos son el sector peor evaluado”, dijo como conclusión de este punto. Son los partidos políticos, el sistema judicial y la policía los sectores que a nivel internacional están peor vistos por el ciudadano, además las obras públicas, la construcción y los sectores públicos son los ámbitos en los que el ciudadano cree que se dan mayores índices de corrupción.
Respecto a la otra cara de la moneda, la transparencia, en el terreno español se marcan dos objeticos: “conocer y dar a conocer las instituciones más y menos trasparentes y crear una dinámica positiva para que aumente la información”. Para elaborar estos índices se tienen en cuenta 80 indicadores. Jesús Lizcano fue resumiendo las principales características de cada uno de los índices que como ya se ha apuntado con anterioridad evalúan Ayuntamientos, Diputaciones, gestión del Agua, Comunidades Autónomas y Parlamentos.
A continuación, Lizcano habló de la ley de transparencia internacional puesta en marcha en nuestro país el pasado mes de diciembre. En este punto subrayó la importancia que ha tenido la sociedad civil a través de la consulta pública en la elaboración final de la misma, a pesar de seguir teniendo “bastantes insuficiencias”. Una de ellas es “la inexistencia de un régimen de infracciones y sanciones para que se cumpla la obligación de ser trasparente”, añadió. Según dijo, otra de los apartados con carencias es el hecho de que las instituciones, en lugar de publicar todo su patrimonio, solo deban publicar sus bienes inmuebles. Lizcano también se refirió a la transparencia en los partidos políticos.
Respecto a las posibles soluciones, a pesar de no existir “fórmulas mágicas”, apostó por que se fomente la transparencia en toda la sociedad. ¿Cómo? A corto plazo, aplicando las leyes vigentes, dijo. A medio plazo, insistiendo en crear nuevas normas que observen la convención de la ONU frente a la corrupción y a largo plazo, a través de “la educación, los valores y la conciencia social”.
Antes de finalizar la charla, los asistentes pudieron transmitirle algunas cuestiones al invitado, entre las que se trataron asuntos como el aforamiento, los regalos y donativos a políticos, la situación de Valencia CF.