Forges ofreció una conferencia llena de risas y esperanza en el Club de Encuentro

_P7A9232

pdf_3 El humorista gráfico Antonio Fraguas, más conocido por el gran público como Forges, ofreció una divertida conferencia en el Club de Encuentro donde plasmó su visión de la crisis y de la actual etapa que parece comienza ante un auditorio que no escatimó en risas durante toda la velada. Forges ofreció un punto de vista esperanzador y positivo para afrontar este periodo. Francisco Grau, periodista y socio del Club, fue el encargado de presentar al invitado y lo hizo con una introducción en la que además de repasar la dilatada trayectoria del conferenciante, resaltó la importancia de la risa, el sentido del humor y la felicidad, “un chiste puede trasmitirnos una emoción y remover sentimientos. Lo que hace Forges es pura comunicación humana cargada de ingenio”, apuntó.


“Forges no existe. Es un mix que hacemos entre todos. Dibujar puede hacerlo cualquiera, pero el sentido del humor pertenece a todos”. Con estas palabras comenzaba su intervención Antonio Fraguas, que quiso restar importancia a la época de crisis que estamos atravesando comparándola con otros tiempos de su niñez en los que no había crisis, pero en los que la sociedad atravesaba otros problemas mayores. “Yo me acuerdo de esa época en la que todo era gris, no había colorines”, afirmó.
Forges habló de la superioridad de la sociedad frente a los gobiernos y no dejó de mencionar el preocupante tema de la corrupción con algunos ejemplos concretos. “¿Por qué el humor va flotando al lado de la crisis? Porque es una necesidad colectiva de la sociedad”, remarcó. El humorista gráfico trató de plasmar el origen de la crisis mostrando al público algunas de las viñetas en las que ha tratado el asunto arrancando las carcajadas de los presentes ante esa visión tan ácida de la realidad.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El conferenciante se refirió al carácter de los españoles y a esa frase tan nuestra que no tiene traducción en otros idiomas de “No, si ya verás tú como…”. “¿Qué va a pasar ahora?”, se preguntó, para responder contundente que “vamos a salir igual que estábamos. No aprendemos, pero saldremos porque hemos salido de otras mucho más gordas”.
Forges defendió en su discurso la sanidad pública, la educación y la investigación y no eludió la responsabilidad de la sociedad en todo lo que está pasando. “No me vale eso de es que los políticos… A los políticos los hemos votado nosotros. Ahora hay que decidir si nos interesa el futuro de nuestros hijos y nietos”, manifestó, y apostó por actuar siempre con una sonrisa, “con un sonrisa de verdad es todo más fácil”.
Fraguas denunció el desconocimiento de nuestra historia y nuestras raíces, “los pueblos que se olvidan de su historia están obligados a repetirla y a veces se ven condenados por otros a repetirla”, señaló. Y para que eso no pase, según dijo, la libertad es fundamental y debemos demostrar que sabemos usarla. “Hay que tomarse las cosas con calma y serenamente. El poder no sabe actuar ante el sentido del humor”, concluyó.
Tras un sonoro aplauso por parte del público y antes de pasar a la cena con los socios del Club donde continuaron las sonrisas, Forges tuvo tiempo para responder a todas las respuestas que el auditorio le trasladó y en las que se trataron temas como el proceso de creación, la censura, los medios de comunicación o la formación política ‘Podemos’. Forges salpicó las respuestas con muchas de sus divertidas anécdotas.