El Teniente General Gan habló de las amenazas del mundo globalizado en el Club de Encuentro

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

El Teniente General Jefe del Cuartel General Terrestre de Alta Disponibilidad y Jefe del Cuartel General de Despliegue Rápido de la OTAN en España, Francisco José Gan Pampols, ha sido el encargado de abrir la temporada 2017/2018 en el Club de Encuentro Manuel Broseta con la conferencia  “Estrategia, Geopolítica e Incertidumbre en el S. XXI”. El conferenciante ha sido presentado por Amparo Maties,  presidenta del Club de Encuentro ,que calificó al invitado como “uno de los mayores expertos” en una materia que es hoy “de indiscutible interés”. Maties desglosó el extenso currículum del alto mando antes de darle la palabra.

El Teniente General Gan comenzó su intervención ofreciendo un resumen del mundo actual, abreviado en el acrónimo VICA: volátil, incierto, complejo y ambiguo. A continuación, el invitado mostró cuatro mapas del mundo con diferentes proyecciones, según el país o el continente que se ve reflejado en él. Son “mapas mentales”, apuntó, “cada uno prefigura la condición política”. “La geografía y la política inducen a errores que luego se proyectan y acaban convirtiéndose en otros más grandes”, afirmó.

A partir de ahí, el conferenciante dibujó el panorama global a través de distintos aspectos, como los principales flujos comerciales, las zonas por las que discurre el petróleo, la forma en la que afecta el cambio climático o el problema de la población en Europa.  “El problema esencial de la vieja Europa es que es vieja”, señaló. Ese envejecimiento demanda mano de obra no cualificada que muchas veces deriva en conflictos. “Para que esto no ocurriría necesitaríamos políticas de integración y asimilación que de momento no conocemos”. El Teniente general fue categórico al afirmar que es necesario trabajar en el origen. Según el máximo responsable del poder militar en la Comunidad Valenciana, esto pasaría por, una vez garantizada la supervivencia, dar paso a un sentimiento de gobernanza en el que participe la población, y un posterior desarrollo de la clase media. “Esto cuesta tiempo, constancia, y muchísimo dinero. Pero no hay alternativa”, agregó.

El teniente general habló de otros problemas a los que se enfrentan las sociedades del siglo XXI, como los derivados de la falta de agua, el cambio climático, la diversidad cultural o los actuales conflictos entre países. Una vez dibujado el escenario, pasó a enumerar las amenazas que existen en la actualidad en ese mundo globalizado. Nuevas tecnologías expansivas, mundo ciber (actualmente el cuarto dominio de conflicto en la OTAN) y unos adversarios desdibujados. “¿Cómo hacemos frente a un mundo tan variable?”, se preguntó, “creando una conciencia situacional”, dijo. El invitado se refirió al documento clave que recoge la directrices de la seguridad del estado, tanto interna, como externa. Un documento público, poco conocido porque “en España no existe cultura de defensa”.

El Teniente General Jefe del Cuartel General Terrestre de Alta Disponibilidad continuó desgranando el resto de amenazas. Los conflictos convencionales que existen en muchos países y que gracias a la labor de contención de la OTAN no van a más; el crimen organizado y cómo este debilita a los gobiernos, como por ejemplo Afganistán con el opio o Colombia en los años 80; la proliferación de armas de destrucción masiva; la dependencia de las sociedades actuales en las infraestructuras; la piratería o los flujos migratorios, que “solo pueden ir a más”, comentó. “Hay que ordenar estos flujos ¿Cómo? Con vallas no. Hay que resolverlo en el origen. ¿Es nuestra responsabilidad? No exactamente. Pero debemos ocuparnos. Esas oleadas no se paran, crecen”, apuntó. Habló también de las ciberamenazas, de las consecuencias del cambio climático que derivarán en hambre en algunos países y el consiguiente movimiento de poblaciones, de la sociedad interconectada y citó otros elementos: espionaje, extremismos de carácter religioso, sobrepoblación, estados fallidos o brotes epidémicos.

El Teniente General Gan dedicó una parte de su intervención a hablar del terrorismo internacional. Contó cómo ha ido evolucionando y cómo le han ido afectando los acontecimientos de los últimos años, desde Al Qaeda a las guerras de Irak. “La segunda guerra de Irak tuvo desarrollo brillante pero estratégicamente es una guerra no resulta o mal resuelta”, afirmó. El invitado también hizo una reflexión acerca de las diferentes corrientes sobre el Islam y cómo surge la radicalización, desde el salafismo pietista, pasando por el político y el salafismo yihadista.

Antes de terminar, el alto mando también se refirió al trabajo militar de España en el mundo.“¿Qué hace España? Muchísimo para lo que nos gastamos.  Estamos en todo aquello que podemos estar. Con 3000 efectivos estamos en misiones de la OTAN, la UE,  Las Naciones Unidas…”. Para concluir, el teniente general retomó de nuevo esa foto fija del mundo globalizado y afirmó “que no existe una solución fácil a largo plazo”.