EL PROFESOR PÉREZ ROJAS ABORDÓ LAS CLAVES DE LA OBRA DE IGNACIO PINAZO EN EL CLUB DE ENCUENTRO

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El fundador de la Cátedra Pinazo, Francisco Javier Pérez Rojas, ha ofrecido una conferencia en el Club de Encuentro Manuel Broseta en la que ha desgranado las claves de la obra de Ignacio Pinazo, haciendo un recorrido por sus principales obras y repasando los principales hitos que influyeron en su trabajo. La conferencia se ha enmarcado dentro de los “Encuentros con la cultura” que organiza el Club de Encuentro y supone la participación del mismo en los actos de conmemoración del centenario de la muerte del artista valenciano.La conferencia ha abordado además por primera vez las líneas preliminares del proyecto de exposición internacional en la que ya se está trabajando dentro de la preparación del postcentenario. Dicha exposición se construirá a partir de una síntesis de las mejores obras expuestas en el MuVIM, el IVAM, el Museu de Belles Arts, la Fundación Bancaja y el Almudín. Su función será posicionar a Pinazo en los museos internacionales más prestigiosos como proyección cultural de la imagen de la Comunidad Valenciana.

Carlos González Triviño, socio del Club y coordinador del año Pinazo, ha sido el encargado de presentar al invitado del que ha resumido su dilatado currículum, además de lanzar una reflexión acerca del papel que juega la sociedad civil en las iniciativas culturales como la del año Pinazo que centró la conferencia.

Pérez Rojas comenzó su intervención refiriéndose a las diferentes exposiciones que en la actualidad se pueden visitar en Valencia y que componen el abanico del centenario. Casi 500 obras de Pinazo y otros autores que ha sido movilizadas para que el público pueda apreciar la brillante trayectoria del pintor. El profesor resumió la vida de Pinazo y destacó durante toda la comparecencia la “curiosidad del artista que va a hacer de la mirada y la reflexión punto fundamental de su creación”.

El fundador de la cátedra Pinazo explicó la personalidad del pintor a través de sus autorretratos. Ignacio Pinazo es una persona analítica, con sentido crítico. Se puede ver en sus autorretratos esa imagen de pensador y observador. “A medida que avance el tiempo, su imagen va mostrando el desencanto, el escepticismo, el peso de la vida. Va adquiriendo una imagen más bohemia. La mirada de soslayo se transforma en una cierta melancolía” apuntó Pérez Rojas.

A continuación, el invitado fue desgranando las características de las diferentes épocas del artista a través de sus pinturas más importantes en las que puede verse claramente como pasa del naturalismo a un “impresionismo pinaziano” y se acerca a un expresionismo moderno. El profesor habló de la influencia goyesca en su obra, de la modernidad que envuelve sus trabajos  y de la “facilidad para trasmitir sensaciones”.  Explicó su paso por Italia donde “abre su horizonte de una manera extraordinaria” y subrayó el gran retratista infantil, “de los mejores de Europa” en que se convierte el pintor.   Pinazo regresa a Valencia y ofrece una crónica valiosa de aquella época. Es al pintor al que la aristocracia acude para que los retrate.

“No hay que olvidarse de Pinazo” señaló Javier Pérez Rojas. “La tarea pendiente es recuperarlo y ponerlo en valor, llevarlo a nivel estatal y proyectarlo a nivel internacional igual que se proyectan otros  artistas valencianos. No debemos conformarnos con las exposiciones de Valencia. Que traspase nuestras fronteras es un empeño de todos, con ayuda de las instituciones, debemos convertir a Pinazo en un modelo de Valencia como fueron Sorolla o Blasco Ibáñez”, concluyó .