El profesor Jorge García López desmontó los tópicos sobre la vida de Cervantes

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

pdf_3 El Club de Encuentro Manuel Broseta inició sus “Encuentro con la cultura” sumándose  a los actos de conmemoración del cuarto centenario de la muerte de Miguel de Cervantes. Y lo hizo con la conferencia “Cervantes, 400 años sin el genio universal de las letras” de la mano del profesor Jorge García López, investigador especialista en la literatura del siglo de oro y en Cervantes. El vicepresidente del Club, Salvador Vives, fue el encargado de presentar al invitado del que además de repasar su trayectoria profesional,  recomendó dos de sus obras más importantes, una edición de las ‘Novelas Ejemplares’ y la biografía “Cervantes: la figura en el tapiz”. Vives destacó la imagen distorsionada del escritor que se ha forjado a lo largo de los siglos. Recuperar esa imagen y desmontar los tópicos que sobre la vida Cervantes fue el eje central de la conferencia del profesor García López.

Jorge García López agradeció la invitación del Club de Encuentro y pasó a matizar muchas de las ideas que se han tenido hasta hace muy poco sobre el escritor. La principal aportación de Cervantes no es la obra de El Quijote, sino el estilo que crea y que supone el inicio de la literatura moderna, explicó. “Es lo que ha encandilado a Borges o a García Márquez de él”, apuntó.   “La aportación más importante es su estilo, no la historia que cuenta. La construcción de un estilo irónico”, señaló. “El Quijote es una sinfonía estilística, un manifiesto literario de una nueva literatura”, dijo.

El invitado explicó las vías por las que ha llegado a conocer la vida de Cervantes, que no es a través de su obra, sino a través de una documentación extraliteraria. A continuación, García López apuntó algunas de las ideas falsas que giran en torno al literato, como la de que fue un hombre desgraciado, que no gozó de una vida tranquila. “Esa imagen de Cervantes que viene de la historiografía del XVIII es una imagen falsa.  He intentado reconstruir un camino lo más objetivo posible”, expuso.

De Cervantes fue desgranando detalles de su vida, desde la relación con su mujer Catalina Palacios, de la que no se separó, el salario que cobraba (“un salario extraordinario para la época”), la educación que recibió, su actuación en la batalla de Lepanto (“tuvo una actitud heroica, pero explicable dentro del contexto militar de la época) o su paso por Argel, de donde intento escapar cuatro veces.  El invitado hizo hincapié en que hay que huir de los prejuicios y valoraciones morales actuales y entender la forma en la que se vivía en los siglos XVI y XVII.

El profesor García López habló de su etapa como comisario del rey. “Era un funcionario importante. Es una persona muy bien considerada en la Administración, muy bien pagada, que tiene poderes jurisdiccionales”, explicó. Explicó también sus años posteriores cuando le mandan a Orán. “Parece que va a recoger unos documentos relacionados con inteligencia militar. Le encomendaron una misión extremadamente delicada”, manifestó. Ello es una prueba de que era un hombre valorado en la Corte.

La última parte de la conferencia la centró en el Quijote. Cervantes tuvo que abandonar la actividad teatral al convertirse en comisario del rey. En los 90 comienza a escribir relatos cortos, que son la semilla del Quijote. No tenía tiempo para escribir, estaba siempre de viaje. “Lo que nos encontramos en el Quijote es la vida de los caminos porque esa era su vida. Es un hombre que viaja por comisión real. Viaja por cuestiones profesionales. Se puede leer como metamorfosis cómica de su vida.”, apostilló.

“El Quijotes está elaborado sobre la crisis del humanismo. Propone un nuevo humanismo. Propone que hay que buscar una nueva estructura literaria y relaciona la literatura con los problemas de la época”, prosiguió. “En Cervantes no hay estética sin ética. No se puede desligar”, afirmó. El invitado concluyó su intervención leyendo un texto de Borges en el que habla de Cervantes. Antes de terminar,  el público le trasladó algunas cuestiones sobre distintos temas, desde sus influencias literarias, la filosofía del personaje de Sancho o la relación con Shakespeare.