El Ministro de Asuntos Exteriores clausuró la temporada de conferencias del Club

 

Portadaok

pdf_3El Excmo. Sr. José Manuel García-Margallo y Marfil, Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación fue el encargado de clausurar el curso 2011-2012 de conferencias del Club de Encuentro Manuel Broseta en un almuerzo-coloquio en el que actuó como presentador el President de la Generalitat, Alberto Fabra, que calificó al Ministro de “europeísta convencido” y destacó su “compromiso de servir a la sociedad y a España”. Precisamente fue el President de la Generalitat el conferenciante que inauguró esta temporada de conferencias en el Club el pasado mes de octubre. El Presidente del Club, Francisco Puchol tuvo palabras de agradecimiento tanto para el responsable del Gobierno Valenciano, como para José Manuel García-Margallo, además de reconocer “el tiempo y el esfuerzo que la clase política dedica”.

Al terminar el almuerzo, en el que se dieron cita alrededor de doscientos socios del Club, el Ministro de Exteriores tomó la palabra para hablar de la delicada situación que atraviesa Europa en la actualidad y subrayó la importancia de la reunión del Consejo de Europa prevista para este fin de semana. Durante toda su intervención, el Ministro defendió la importancia del euro y recalcó que “lo que nos jugamos en estos momentos es importante”.

García-Margallo explicó ante el auditorio algunas de las razones por las que la Unión Europea está atravesando graves dificultades y posteriormente dio algunas de las claves necesarias para llegar a una solución. “El Banco Central Europeo tiene que poner en marcha programas de liquidez y financiación para que los bancos funcionen, además de intervenir en los mercados de deuda soberana”. El Ministro también habló de impulsar un programa de crecimiento con el Banco Europeo de Inversiones a la cabeza.

El Ministro habló de tres fases para buscar una salida a la crisis, por una parte “disciplinar nuestra economía para que los inversores no crean que somos unos países irresponsables”,  por otra “mutualizar la deuda, hay que hacerse responsable los unos de los otros. En el futuro no habrá bonos italianos, españoles o alemanes sino que existirá un solo bono europeo” y por último “modificar los Tratados europeos para que el Banco Central sea un banco prestamista en última instancia”. Al finalizar la intervención, hubo tiempo para un coloquio en el que algunos de los presentes trasladaron a José Manuel García-Margallo opiniones y preguntas.Precisamente fue el President de la Generalitat el conferenciante que inauguró esta temporada de conferencias en el Club el pasado mes de octubre. El Presidente del Club, Francisco Puchol tuvo palabras de agradecimiento tanto para el responsable del Gobierno Valenciano, como para José Manuel García-Margallo, además de reconocer “el tiempo y el esfuerzo que la clase política dedica”.

Al terminar el almuerzo, en el que se dieron cita alrededor de doscientos socios del Club, el Ministro de Exteriores tomó la palabra para hablar de la delicada situación que atraviesa Europa en la actualidad y subrayó la importancia de la reunión del Consejo de Europa prevista para este fin de semana. Durante toda su intervención, el Ministro defendió la importancia del euro y recalcó que “lo que nos jugamos en estos momentos es importante”.

García-Margallo explicó ante el auditorio algunas de las razones por las que la Unión Europea está atravesando graves dificultades y posteriormente dio algunas de las claves necesarias para llegar a una solución. “El Banco Central Europeo tiene que poner en marcha programas de liquidez y financiación para que los bancos funcionen, además de intervenir en los mercados de deuda soberana”. El Ministro también habló de impulsar un programa de crecimiento con el Banco Europeo de Inversiones a la cabeza.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Ministro habló de tres fases para buscar una salida a la crisis, por una parte “disciplinar nuestra economía para que los inversores no crean que somos unos países irresponsables”,  por otra “mutualizar la deuda, hay que hacerse responsable los unos de los otros. En el futuro no habrá bonos italianos, españoles o alemanes sino que existirá un solo bono europeo” y por último “modificar los Tratados europeos para que el Banco Central sea un banco prestamista en última instancia”. Al finalizar la intervención, hubo tiempo para un coloquio en el que algunos de los presentes trasladaron a José Manuel García-Margallo opiniones y preguntas.