El Embajador de China habló en el Club de Encuentro de las perspectivas económicas de su país

IMG_8747 (Copiar) pdf_3Perspectivas económicas, reformas frente a los problemas y oportunidades de colaboración con España. Estos fueron los temas principales que abordó el Embajador de la República China en España, Zhu Bangzao, en el Club de Encuentro en una conferencia que llevó por título “Nuevas rondas de reformas y perspectivas económicas de China”. Francisco Martínez Boluda, Vicepresidente del Club, fue el encargado de presentar al invitado del que destacó su “valía personal y profesional”. Martínez Boluda hizo una completa introducción en la que repasó los numerosos cargos desempeñados por Bangzao en China, Europa y otras partes del mundo. Lo describió como un “profundo conocedor de la relación entre China y España” y destacó los rasgos que asemejan nuestra Comunidad con el gigante asiático, como el gusto por el arroz, las naranjas o nuestro “temperamento fenicio”. El Vicepresidente también habló de la situación actual de China y el reto al que se enfrenta el país. Zhu Bangzao comenzó su intervención agradeciendo la invitación del Club de Encuentro por la oportunidad de intercambiar opiniones que supone esta cita. El Embajador centró la primera parte de la conferencia en desgranar la situación general de la economía china. Para ello enumeró algunas cifras que demuestran el veloz desarrollo de su país, con un 7,7 % de incremento del PIB frente al año anterior, una inflación por debajo del 2,6% o los 13 millones de puestos de trabajo creados durante el 2013, además del importante volumen de importaciones y exportaciones. Frente a estos datos, el Embajador reconoció que la velocidad de crecimiento de su economía se ha visto reducida y lo achacó a dos causas principales. Por una parte a factores exteriores, debido a que las economías mundiales están en “bajo crecimiento y por tanto las exportaciones chinas se han reducido”, por otro lado, a causa de las modificaciones promovidas dentro del país con el objetivo de respetar los recursos y el medio ambiente. “China ya no persigue un alto ritmo de crecimiento”, afirmó, “en el futuro, la velocidad de crecimiento va a pasar de alta a media alta”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A continuación, el diplomático se refirió a las reformas de futuro que el Gobierno chino tiene previsto para los próximos diez años. Según él, las características de esas reformas pasan por una profundización integral, por la perseverancia en el principio de reformas orientadas por los problemas y en último lugar “por ordenar bien las relación entre el Gobierno y el mercado”. Esas reformas cubren, según dijo, diversos ámbitos como la economía, la política, la cultura, la sociedad o la ecología. “El éxito de las reformas depende de si podemos llevarlas a la práctica” afirmó y subrayó la firmeza de los lideres chinos en impulsar las reformas “frente a todo tipo de dificultades”. Según Bangzao, para conseguir el éxito de esas reformas hay que tener en cuenta tres puntos: “la insostenibilidad del modelo del crecimiento económico, los numerosos conflictos en la vida de los ciudadanos y el cada vez mayor escollo de los recursos y el medio ambiente”. El Embajador apostó por profundizar en las reformas de régimen económico y “hacer que el mercado cumpla una función decisiva en la distribución de recursos”. Algunas de las medidas de las que habló son:

  1. Renovar los modelos administrativos del Gobierno.
  2. Promover que gobiernos locales se conviertan en gobiernos de servicios públicos.
  3. Profundizar en reformas de las empresas estatales y promover que los capitales estatales se retiren de la libre competencia del mercado.
  4. Aumentar la proporción del dividendo de los capitales estatales.
  5. Ampliar más la apertura al exterior con el establecimiento de la zona de libre comercio con Shangai.
  6. Proteger el derecho de la propiedad intelectual y crear un ambiente favorable para el desarrollo de capitales extranjeros.
  7. Garantizar y mejorar la vida del pueblo.

El Embajador explicó que para resolver estos problemas, deben mantener el desarrollo económico y para ello en la actualidad el Gobierno está impulsando la industrialización, la informatización y urbanización de la agricultura. Bangzao no eludió temas espinosos como la problemática de los millones de ciudadanos que viven en la pobreza o los retos medioambientales a los que se enfrentan. “Debemos abandonar el modelo económico de alto consumo y enfocarnos hacia otra modelo más basado en la innovación que proteja el medio ambiente”, comentó. “El gobierno debe implicarse más en construir una china hermosa” concluyó. Por último, Zhu Bangzao habló de la importancia de España en la UE y expuso las principales oportunidades que existen entre China y Europa.

  1. Nuevas oportunidades para las exportaciones a China, una gran oportunidad para los productos españoles.
  2. Nuevas oportunidades en el turismo internacional debido al aumento de viajeros chinos. “España debe explorar las posibilidades para atraer a más turistas chinos” dijo.
  3. Nuevas oportunidades para atraer las inversiones chinas.
  4. Oportunidades para inversiones en China en diversos ámbitos como finanzas, educación, asistencia médica o industria.
  5. Nuevas oportunidades para colaborar en urbanización.
  6. Nuevas oportunidades para colaboraciones regionales. “Valencia es una comunidad con poder económico y puede tener mucho éxito en promover las relaciones regionales con China” afirmó.
  7. Nuevas oportunidades para colaboraciones multilaterales. El Embajador habló de la construcción de una nueva ruta de la seda marítima del siglo XXI y destacó redes que existen en España como el corredor Mediterráneo. También se refirió a las relaciones culturales de nuestro país con España y Latinoamérica.

“Debemos estrechar los vínculos e intensificar las colaboraciones para no perder las oportunidades y aprovecharlas para promover las relaciones entre China y España y China y Valencia” dijo como colofón.