El Club de Encuentro debatió las soluciones de la infrafinanciación autonómica en una mesa redonda

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

pdf_3 El Club de Encuentro Manuel Broseta ha centrado su primera actividad del año tratando un asunto que, tanto la nueva Junta Directiva que acaba de asumir el cargo, como sus socios, consideran de máxima importancia: los problemas de financiación que sufre la Comunidad Valenciana.  “Soluciones a la Infrafinanciación Autonómica” ha sido el título del debate en el que han intervenido Vicent Soler I Marco, Conseller de Hacienda y modelo económico, José Vicente González Pérez, Presidente de CIERVAL y Francisco Pérez García, Catedrático de la Universidad de Valencia y Director de IVIE.  La presidenta del Club de Encuentro, Amparo Matíes ha introducido el debate poniendo de manifiesto que el asunto del que hoy se iba a hablar es, más allá de ideologías y diferentes sensibilidades, “un tema donde todos coincidimos en la necesidad de tener una sociedad justa”.

Una justa financiación autonómica es necesaria para “nuestro desarrollo y nuestra financiación”, añadió Matíes, por eso la Junta Directiva tenía claro que había que abordar este asunto de forma urgente. “La justicia es pilar básico de la democracia y cualquier español debe querer que exista una financiación justa para todas y cada una de las comunidades. No podemos avanzar si no existe una armonía entre las diferentes regiones. Debe de existir un reparto justo de los ingresos del Estado”, remarcó.  “Debemos estar unidos para conseguir su remedio lo antes posible, de ahí la importancia de que, como sociedad civil, abordemos este tema y hagamos causa común con sus soluciones”, afirmó antes de presentar brevemente a los invitados y darles la palabra.

El catedrático y Director de Investigación del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie),  Francisco Pérez, fue el primero en intervenir. “El título de la mesa redonda hacer pensar que hemos dado un paso importante. Ya no discutimos sobre las causas sino sobre los remedios. Es importante porque este reconocimiento del problema ha sido difícil”, argumentó y apuntó una idea que se repetiría a lo largo del debate: “mientras la sociedad valenciana y las instituciones no conozcan el problema, mientras no tomemos conciencia, no tendremos la capacidad para que el problema se resuelva”.

Pérez señaló que los problemas actuales de la Comunidad Valenciana “tienen como origen que la comunidad no gasta más, sino que ingresa menos” y se preguntó acerca del origen de este asunto, remontándose al modelo de financiación de 2009, “un galimatías difícilmente superable”, comentó, detrás de lo que se esconde una “enorme cantidad de intereses”.  Respecto a la soluciones, destacó la dificultad a la que se enfrenta la Comunidad Valenciana.  Según el Director del IVIE, la solución pasa por dos caminos: “una revisión en profundidad del modelo de financiación” y “abordar la restructuración de la duda derivada de la insuficiencia de ingresos de las comunidades que han padecido esa insuficiencia”. Para ello, Pérez habló de cuatro puntos:

  1. Necesidad de garantizar la suficiencia para prestar los servicios que las CCAA tienen encomendadas.
  2. El reparto de los recursos entre comunidades tiene que ser proporcional a sus necesidades.
  3. Las CCAA han de ser financieramente responsables, pero para ello han de partir de condiciones financieras similares.
  4. La solidaridad interterritorial exige que todos los territorios contribuyan en igualdad de condiciones, incluidos los forales, y que las comunidades reciban en proporción a sus necesidades.

Francisco Pérez concluyó subrayando la necesidad de “un adecuado diseño técnico y una voluntad política muy decidida, que  solo se conseguirá con el compromiso de una parte muy importante de la sociedad”.

A continuación fue el turno de José Vicente González, presidente de CIERVAL, que expuso algunos puntos que resumen la situación actual del problema en la Comunidad Valenciana.

  1. Una renta per capital inferior a la media nacional. “No somos una comunidad rica”, afirmó.
  2. Una infrafinanciación evidente, que se traduce en 235 euros menos que la media pero 750 menos por habitante que algunas CCAA, que suponen 3500 millones de euros al año. Como consecuencia, existe “una deuda impagable y habrá que buscar una solución”.
  3. Las inversiones del Estado en nuestra comunidad están muy por debajo del peso de nuestra población.
  4. Somos contribuyentes netos. Pagamos al gobierno central más de lo que recibimos. Situación que tachó de “incomprensible” y que atenta contra los valores de libertad, igualdad y fraternidad, puesto que “no podemos tomar decisiones para hacer nuestras propias políticas”.

El presidente de CIERVAL mostró cierto pesimismo respecto a las posibles soluciones y remarcó la dificultad a la que nos vamos a enfrentar. Apostó por conseguir la “complicidad de todo el mundo” y la “necesaria labor pedagógica a todos los valencianos”  y citó algunos ejemplos concretos de lo que supone esta infrafinanciación, que afecta a la vida diaria de todas las personas.   “¿Cómo lo vamos a resolver?”, se preguntó. “El modelo hay que hacerlo ex novo, no valen los anteriores, eran chapuzas, no resolvían el problema de fondo”, afirmó con rotundidad. Para ello apeló a que el nuevo gobierno deje de hacer promesas y comience a hacer la reforma necesaria. González expuso que el núcleo de la cuestión reside en “repartir la tarta entera de los ingresos de España”.  “Presión y pedagogía para convencer a todas las CCAA”, dijo como colofón a su intervención.

El conseller de Hacienda y modelo económico, Vicent Soler, agradeció la invitación del Club de Encuentro antes de desarrollar el problema que calificó como “una assignatura pendent des de l’inici de l’Estat de les autonomies”.  Soler habló de las competencias de las comunidades, “les més importants per a la vida quotidiana dels ciutadans -i les més costoses- com ara la sanitat, l’educació o la dependència, el que es coneix com a serveis bàsics fonamentals”. “Això s’ha de finançar, i s’ha de fer a un nivell que no supose desigualtat entre tots els ciutadans espanyols independentment de la comunitat autònoma on visquen”, afirmó. El conseller explicó la forma en la que se recaudan los ingresos por parte de las comunidades, las forales y las de régimen común, para subrayar la importancia de “la negociació amb l’Administració Central de l’Estat sobre com s’han de repartir els seus ingressos fiscals entre la mateixa Administració Central de l’Estat i les comunitats autònomes en conjunt i entre cadascuna d’elles. Ací és on es troba el nucli bàsic de finançament”.

“També cal negociar pel que fa a la despesa. Perquè les comunitats autònomes estan obligades a executar polítiques que venen determinades al nivell conjunt de l’Estat i que s’han de prestar a un nivell mínim comú, com els esmentats serveis bàsics fonamentals. Determinar el nivell de prestació que ha de ser comú per a tot l’Estat és fonamental per determinar la despesa que  implica i que s’ha de finançar en comú”, explicó.

Soler resumió la situación concreta de la Comunidad Valenciana y señaló el problema de dèficit de 1.300 millones que sufre nuestro territorio.  El conseller apuntó los planes del Gobierno de la Comunidad en este sentido con los tres posibles escenarios que se pueden dar.  Respecto a las soluciones, Soler dijo que “no es tracta d’imposar idees ni d’enfrontar-nos entre les comunitats autònomes ni d’anar les comunitats autònomes contra l’Estat, sinó d’aconseguir que el conjunt d’administracions puga fer una gestió adequada de totes les polítiques d’acord a com la Constitució mana” y anunció que ya hay fecha para reunirse con los gobiernos de Baleares, Murcia y Andalucia, regiones que comparten el problema,  para tratar este asunto.

Para concluir, Vicent Soler expuso las bases fundamentales que considera deben inspirar la reforma del modelo:

  • Ha de ser compatible amb els escenaris financers del Programa d’Estabilitat que defineix l’horitzó del finançament del conjunt de les administracions públiques.
  • Ha de garantir un accés igualitari als serveis públics fonamentals per a tots els ciutadans, amb independència del nivell de renda del territori, però sempre que l’esforç fiscal siga igual per a tots els contribuents de tots els territoris segons els seus nivells de renda.
  • Ha de proporcionar recursos a les diferents administracions en proporció a les funcions que tenen encomanades.
  • Ha de ser sostenible a llarg termini
  • Ha de fomentar la responsabilitat fiscal, la lleialtat institucional i la comprensió del model pels ciutadans.

Por último, el responsable de hacienda concretó la propuesta del Gobierno Valenciano y habló de los diferentes instrumentos para llevarla a cabo: “instruments de desenvolupament regional per a promoure la convergència entre Comunitats Autònomes, els quals es nodririen amb recursos del Fons de Compensació Interterritorial i Fons Estructurals Europeus”, “un instrument de reequilibri financer, per a corregir la situació de les Comunitats Autònomes que per l’infrafinançament acumulat han incorregut en un excés d’endeutament” y una “revisió de les contribucions forals a les càrregues generals de l’Estat perquè, sense vulneració de la seua peculiaritat institucional històrica, la seua aportació s’ajustara als principis d’equitat, solidaritat interterritorial i transparencia”.

Una vez concluidas las intervenciones de los tres invitados, el público asistente pudo trasladar a los conferenciantes algunas preguntas y reflexiones sobre el tema tratado.