El Club de Encuentro celebró su tradicional mesa redonda con periodistas para analizar los resultados de las elecciones

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

pdf_3 El Club de Encuentro Manuel Broseta cerró el curso académico con la ya tradicional mesa redonda de periodistas valencianos en la que se analizaron los resultados de las elecciones generales.  En la mesa intervinieron el Director de Valencia Plaza, Javier Alfonso, el Jefe de Opinión, Pablo Salazar, la subdirectora de Levante-emv, Isabel Olmos, el Delegado de El Mundo Comunidad Valenciana, Xavier Borrás y el Director de Contenidos de la Cadena Ser Comunidad Valenciana, Bernardo Guzmán.  La presidenta del Club de Encuentro, Amparo Maties actuó como moderadora y comenzó la intervención agradeciendo la presencia de los invitados y pidiéndoles una primera valoración  general de los resultados.  

Xavier Borrás, delegado de El Mundo Comunidad Valenciana, fue el primero en intervenir y lo hizo lanzando dos titulares de resumen de la jornada: “La dulce venganza del bipartidismo” y “Un serio toque de atención al pacto del Botánico”. Para Borrás, el PP ha pasado su travesía en el desierto y vuelve a la normalidad. “Vuelve a ilusionar a sus bases, sobre todo en los Ayuntamientos y municipios”, apuntó. Respecto a Compromís, señaló que sus expectativas eran demasiado altas, pero el resultado se puede tildar de “fracaso”, mientras que “el PSOE sigue sin encontrar su hueco”, un hueco que Compromís está rentabilizando en el Gobierno valenciano mucho más.

Por su parte, Bernardo Guzmán comenzó su intervención sin descartar unas terceras elecciones y señalando que los partidos emergentes han perdido su oportunidad. Los buenos resultados del PP los achacó a la buena estrategia de campaña de los populares, pero comentó que la legislatura que se abre va a ser muy complicada. En cuanto al futuro,  Guzmán no quiso profetizar demasiado pero señaló que en su opinión “al PSOE le interesaría la abstención. Su futuro pasa por que Podemos se vaya deshinchando a lo largo de la legislatura”.

“Ayer salió a votar la España conservadora”, con esta afirmación tomó la palabra el Jefe de Opinión de Las Provincias, Pablo Salazar. “Ayer ganó el bipartidismo clásico, los partidos constitucionales y fracasó la nueva política”, expuso.  De Ciudadanos dijo que les falta quitarse el miedo y el fracaso de Podemos lo justificó debido a la impostura con la que han jugado. Para Salazar, “la única opción de gobierno es la de Mariano Rajoy” y ello pasaría por la abstención del PSOE en la segunda votación. “Es bueno para España que se instaure una cultura del pacto a la que no estamos acostumbrados hasta ahora”, concluyó en esta primera parte del debate.

Isabel Olmos, subdirectora del diario Levante apuntó que los que votaron a Ciudadanos el 20D han vuelto a apoyar al PP. Olmos se refirió al discurso del miedo alentado por los dos grandes partidos que han hecho que se movilice el electorado y no descartó el temor ante el Brexit como otro de los factores que han influido en los resultados de las elecciones. Respecto a los malos resultados de los partidos de izquierda,  la subdirectora de Levante, lo achacó al desencanto por no haberse puesto de acuerdo para gobernar. “Creo que hace falta una profunda reunión del Botánico y que se enfoquen a trabajar en política reales, no solo de gestos”, añadió.

Por su parte, el director de Valencia Plaza, Javier Alfonso, señaló el error de Pablo Iglesias al apostar por unas nuevas elecciones, ya que el pacto que se proponía “era bastante razonable”.  Alfonso se refirió a los resultados de las encuestas que han provocado una sorpresa mayor de la esperada y que han podido condicionar a parte del electorado. “En unas terceras elecciones, el PP arrasaría”, afirmó y se aventuró a decir que cree que habrá gobierno con Mariano Rajoy a la cabeza.

En la segunda parte del debate, Maties preguntó a los periodistas sobre cómo afectan los resultados a la Comunidad Valenciana y si los estos pueden ayudar o perjudicar a los asuntos sin resolver que afectan a los valencianos. Borrás apuntó el reto que tiene  Compromís en el Congreso para canalizar los problemas de la Comunidad y el nuevo panorama que se abrirá en septiembre en las Cortes Valencianas con un PP que sale reforzado. “Lo más llamativo en la política valenciana será la relación con el gobierno central”, dijo Bernardo Guzmán, que se mostró pesimista ante el panorama que se abre.  “Rajoy  va a estar muy condicionado, ponerse de acuerdo va a ser muy complicado. Aquí, además, no tenemos una fuerza valenciana que sirva de interlocutor”, añadió. Pablo Salazar afirmó que el tripartito debe construir un relato propio que no se base en las cosas que ha hecho mal el PP mientras que Javier Alfonso sacó a colación el perjuicio de políticas del gobierno valenciano como el tema de la educación concertada o el asunto taurino, tesis que apoyó la subdirectora de Levante. “La gente quiere argumentos nuevos”, apostilló Alfonso.  “Afrontamos una etapa en que el gobierno valenciano tiene que volver a sentarse y reflexionar”, apuntó Isabel Olmos.

La última parte de la mesa se centró en la permanencia o retirada de los actuales líderes políticos. Todos coincidieron en que Pedro Sánchez es el líder más cuestionado, pero ninguno cree que habrá un traspaso de poderes. Respecto a Mariano Rajoy, la opinión general es que con los resultados obtenidos, el líder popular sale reforzado, mientras que los perores resultados se los lleva Pablo Iglesias, que “debería haber dimitido”, en palabras de Javier Alfonso.