El catedrático Javier de Lucas abordó las claves para crear correctas políticas de inmigración

DeLucas-2 DeLucas-6 DeLucas-7 DeLucas-8 DeLucas-9 DeLucas-11 DeLucas-12 DeLucas-15 DeLucas-16 DeLucas-17 DeLucas-20 DeLucas-22 DeLucas-23 DeLucas-25 DeLucas-26 DeLucas-27 DeLucas-29 DeLucas-32 DeLucas-33 DeLucas-34 DeLucas-35 DeLucas-36 DeLucas-37 DeLucas-38 DeLucas-44 DeLucas-46 DeLucas-47 DeLucas-48 DeLucas-49 DeLucas-50 DeLucas-51 DeLucas-52 DeLucas-53 DeLucas-54
<
>

 

pdf_3  El catedrático de filosofía del Derecho de la Universidad de Valencia, Javier de Lucas, ha estado en el Club de Encuentro para abordad un tema de plena actualidad,  la crisis de refugiados y las políticas migratorias. La presidenta del Club, Amparo Maties, dio la bienvenida a los presentes y pasó la palabra al vicepresidente Salvador Vives que fue el encargado de presentar al invitado. “Javier de Lucas es uno de los más importantes intelectuales y catedráticos de España”, afirmó. Salvador Vives habló de la faceta académica y pública del conferenciante y destacó la preocupación de la Junta Directiva por el asunto tratado. “Un tema que plantea muchas preguntas éticas”, entre las que subrayó la función del derecho o la aceptación de multiculturalidad.

“Inmigración y asilo en Europa: Política real y Políticas posibles”. Ese fue el título de la conferencia que impartió el catedrático Javier de Lucas, una de las principales referencias en nuestro país en materia de inmigración y derechos humanos.  El catedrático dividió la conferencia en tres partes. En la primera proyectó la imagen de la situación actual de los refugiados e inmigrantes y se remontó a los orígenes del problema, recordando algunos de los acontecimientos que han marcado los últimos años: el naufragio en el que murieron miles de personas hace justo un año, otro naufragio en octubre de 2013 frente a la isla de Lampedusa o la imagen del niño Aylan Kurdi que conmocionó a la opinión pública.

Durante toda la conferencia, Javier de Lucas se preguntó acerca de la diferencia que existe al hablar de inmigrantes o refugiados y cómo se están utilizando de forma incorrecta ambos términos. Una definición perfecta, en su opinión, en lo que respecta a los refugiados es la que dio un príncipe jordano hace poco en una cumbre. “Son personas que llevan la muerte a su espalda y que se encuentran con un muro en los ojos”, señaló. El profesor se refirió a las políticas actuales y afirmó que quienes están poniendo los problemas en la actualidad no es la Unión Europea, sino los gobiernos nacionales.

En la segunda parte de la charla, Javier de Lucas argumentó quince tesis, que “rozan la evidencia”, pero que “son olvidadas a la hora de diseñar las políticas migratorias”. “La inmigración no es un asunto de otros. Los seres humanos somos animales migratorios. La historia de la civilización está hecha de migraciones.  Los inmigrantes no son otros, sino somos nosotros”, manifestó tajante.  De Lucas habló de cómo ha afectado la globalización a los desplazamientos, de la incongruencia de como Europa “relativiza las fronteras, pero levanta muros”, de las operaciones de salvamento en el mar y los principios jurídicos que deberían regir este tipo de políticas,  del derecho a la sanidad universal y de la importancia de los ámbitos municipal y regional a la hora de hacer frente a los planes de acogida.

En la tercera y última parte, el catedrático adelantó tres líneas de actuación. La ordenación de políticas migratorias conforme al estado de derecho, una política justa de fronteras con la necesaria reforma de la ley del 2009 y lo que él considera “la piedra angular”, una política exterior de cooperación, “pero descentralizada. De gobierno a gobierno”.  El invitado abogó por ir a las raíces del problema, “parar la guerra”, según sus propias palabras, e implicar a la sociedad civil, “no solo a los políticos o a los empresarios, también a las Universidades, los sindicatos, las asociaciones, las ONG y los propios inmigrantes”.

Antes de concluir, el catedrático apuntó algunas de las medidas que se deben tomar para afrontar la situación actual: la creación de una Agencia Europea de inmigración y refugiados que trabaje junto a agencias estatales, la presencia de Comunidades Autónomas y ayuntamientos que participen con fondos del Estado, derogación de la ley que legalizó las devoluciones en caliente, supresión de los CIE, revisión de las políticas de visado para flexibilizar los flujos migratorios, encargo de un informe marco donde deben participar las comunidades autonomías y por supuesto la derogación del pacto de deportación con Turquía.