Carlos Osoro Sierra, Arzobispo de Valencia

02_Carlos Osoro

pdf_3“La crisis no requiere solo de soluciones técnicas, sino que debemos apoyarnos en soluciones morales que permitan el desarrollo humano”. Fue la tesis central que defendió ayer en Club de Encuentro Manuel Broseta Monseñor Carlos Osoro, arzobispo de Club de Encuentro Manuel Broseta, cuya intervención fue presentada por el que fue primer presidente del foro de opinión, José Luis Boronat.

Desde consellers hasta miembros del PSPV, pasando por rectores de Universidad. La conferencia pronunciada ayer por Carlos Osoro contó con asistentes procedentes de distintos sectores de la sociedad valenciana, así como con otros importantes representantes eclesiásticos, como Monseñor Marcelo Sánchez Sorondo.  Carlos Osoro, nombrado Arzobispo de Valencia en 2009, analizó la Encíclica Caritas in Veritate reconociendo con modestia desde un principio sus competencias: “Yo no puedo dar ninguna solución técnica a la crisis pero el progreso es una vocación y esto es lo que legitima la intervención de la Iglesia en la problemática, porque la crisis tiene consecuencias humanas”, dijo.

01_Carlos Osoro

Osoro acusó a las autoridades de “falta de vigilancia” y a los directivos de haber vivido bajo “unos sistemas de remuneración a veces excesivamente elevados”. El Arzobispo de Valencia apeló, en contra de esto, al “aumento de la solidaridad en las familias, el consumo responsable y la rentabilización de recursos”. “La crisis demuestra que la economía no es capaz de regirse por sí sola sin los cimientos de un sistema de valores de referencia no puramente económicos; la economía no se salva sola”, aseveró.

Osoro hizo especial hincapié en los más afectados por la crisis: los desempleados. Y cómo esta situación tiene especial incidencia en las familias (“Los efectos morales y económicos de las políticas antinatalistas son perniciosos para la sociedad”, dijo). Y en los inmigrantes (“la migración es un derecho de todo ser humano y Europa está construyendo unas políticas que invitan a salir a los inmigrantes de los países como si fueran un desecho”, consideró). Osoro aseguró que “no se puede afrontar la crisis económica sin reconocer que hay una crisis antropológica”. Puso en el origen de esta crisis la avaricia de la ganancia rápida y el progreso materialista; reflexionó sobre cómo “el primer capital del hombre debe ser salvar al hombre”; y apuntó, como soluciones, “el conocimiento de Cristo” y que ” los políticos vivan en su conciencia la llamada al bien común”. También defendió que empresas de diferente tipo puedan operar en igualdad en el mercado y aseguró que “Valencia, sin Cáritas, no sería la misma Valencia”.

00_Carlos Osoro

El Arzobispo terminó su intervención asegurando que España debería insistir en la renovación ética a través de la defensa del derecho a la vida y la creación de empleo, una postura que Boronat aplaudió y calificó de optimista.<br><br>”La crisis es una oportunidad para volver a adueñarnos del crecimiento, nuevas formas de compromiso y apostar por las experiencias positivas que ha habido en la historia”, dijo para terminar.