Benita Ferrero-Waldner habló de las relaciones entre la UE y América Latina

 

PORTADA

pdf_3La Presidenta de la Fundación EU-LAC , Benita Ferrero-Waldner, estuvo en el Club de Encuentro para hablar de las oportunidades que suponen hoy en día las relaciones entre la Unión Europea y América Latina.  El Secretario Autonómico de Cultura y Deportes, Rafael Ripoll, fue el encargado de presentar a la invitada de la que destacó la “experiencia de su visión política” y su “rigor y conocimiento” del terreno.

También intervino el vicepresidente del Club, Francisco Martínez Boluda, que subrayó la “flexibilidad y calidad humana y las capacidades para dar el servicio público” de la conferenciante.

Benita Ferrero-Waldner comenzó su intervención afirmando que “esta es la década de América Latina”.  La ex Ministra de Asuntos Exteriores de Austria se remontó a los inicios de las relaciones entre ambos continentes y contó cómo fueron los primeros acuerdos entre las dos regiones. “Tengo una visión bastante amplia de lo que se ha hecho desde entonces. Hoy en día se puede decir que somos socios naturales, socios de igual a igual, tenemos una relación más simétrica y equilibrada que nunca”.

Según Ferrero-Waldner, Europa es además, un socio comercial muy importante. “Hoy en día somos el primer inversor en América Latina” explicó. La invitada se preguntó acerca de los grandes temas que afectan a las dos zonas. “Los desafíos globales, cambio climático, lucha contra la droga o el crimen organizado, cuestiones de pandemias… Son cuestiones globales que nos tocan a todos y debemos hablar y buscar soluciones conjuntamente”.

“Tenemos un continente en auge”, explicó refiriéndose a los países americanos. “Ahora hay una macroeconomía bastante sólida”, dijo y dio algunos datos de crecimiento de la zona, que para 2013 se sitúa en el 4,5%. “Hay un cambio de paradigma total”, indicó. “Es una oportunidad fantástica tener cerca este continente que cada vez más muestra su independencia y  autonomía. Antes era el patio de EEUU. Eso ya no es así” afirmó.

“Hoy hay más democracia y mejores gobiernos, hay mejores políticas de Estado, políticas fiscales y sociales”, declaró. La que fuera candidata a la presidencia de Austria en 2004 habló de la riqueza en forma de materias primas de la región y del creciente interés de Asia por las mismas. “Para nosotros es excelente tener esta oportunidad de asociación birregional estratégica con este continente”.

La conferenciante se refirió también a los grandes problemas de América Latina: la pobreza, la lucha contra la droga y el crimen organizado, y sobre todo la inseguridad humana.  La desigualdad es según Benita Ferrero-Waldner, el problema más grave de América Latina.

La invitada explicó a los asistentes las cinco tendencias en las que están inmersas ambas zonas:

  1. La mayor igualdad entre América Latina y la Unión Europea. “Hay un nuevo equilibrio de poder que tenemos que reconocer”, afirmó.
  2. América Latina mira hacia Asia. “China es el mayor inversor de Brasil y su mercado de exportación más importante. Podemos crear un frente común para aprovechar este dinamismo asiático y así generar riqueza para ambas partes”.
  3. Las relaciones entre ambos continentes puede crear un triángulo entre el tradicional pilar Atlántico y el Asia- Pacífico.
  4. Se pueden establecer otros triángulos entre América Latina, Europa y África. “África es el próximo continente que está empezando a crecer”.
  5. Irrupción de los países caribeños.

Según la Presidenta de la Fundación EU-LAC, la Cooperación fluye en ambas direcciones. “No solamente hay inversiones europeas en América Latina y el Caribe, sino también hay flujos crecientes de empresas latinoamericanas”.

“En la UE no siempre hablamos con una sola voz, pero intentamos hacerlo y somos un actor global con una visión común y consensuada” remarcó. “América Latina pretende ser un ser un actor global. Juntos podemos ser muy importantes, por ejemplo en Naciones Unidas. Somos ya un tercio del mundo en cuanto a países. Si utilizamos esta fortaleza bien, podríamos hasta cambiar el mundo” afirmó.

“El futuro de ambos depende de nuestra capacidad de adoptar una visión común sobre la gobernanza global y la sintonía entre multilateralismo y multipolaridad”. Para Ferrero-Waldner,  se deben crear sinergias aprovechando mejor las redes ya existentes y añadir otras nuevas .

Para finalizar, Benita Ferrero-Waldner, habló del trabajo que hace la Fundación EU-LAC y relató algunas cuestiones concretas que se han impulsado desde la Fundación para mejorar las relaciones entre ambas regiones como la internacionalización de las pequeñas y medianas empresas o la creación de un espacio de educación superior donde los títulos sean homologados más fácilmente.

Por último, algunos asistentes trasladaron sus preguntas a la conferenciante. Ferrero-Waldner respondió cuestiones relacionadas con la seguridad jurídica en la zona, temas concretos sobre Brasil, Venezuela o Cuba, o asuntos como la libertad de prensa.

También intervino el vicepresidente del Club, Francisco Martínez Boluda, que subrayó la “flexibilidad y calidad humana y las capacidades para dar el servicio público” de la conferenciante.

Benita Ferrero-Waldner comenzó su intervención afirmando que “esta es la década de América Latina”.  La ex Ministra de Asuntos Exteriores de Austria se remontó a los inicios de las relaciones entre ambos continentes y contó cómo fueron los primeros acuerdos entre las dos regiones. “Tengo una visión bastante amplia de lo que se ha hecho desde entonces. Hoy en día se puede decir que somos socios naturales, socios de igual a igual, tenemos una relación más simétrica y equilibrada que nunca”.

Según Ferrero-Waldner, Europa es además, un socio comercial muy importante. “Hoy en día somos el primer inversor en América Latina” explicó. La invitada se preguntó acerca de los grandes temas que afectan a las dos zonas. “Los desafíos globales, cambio climático, lucha contra la droga o el crimen organizado, cuestiones de pandemias… Son cuestiones globales que nos tocan a todos y debemos hablar y buscar soluciones conjuntamente”.

“Tenemos un continente en auge”, explicó refiriéndose a los países americanos. “Ahora hay una macroeconomía bastante sólida”, dijo y dio algunos datos de crecimiento de la zona, que para 2013 se sitúa en el 4,5%. “Hay un cambio de paradigma total”, indicó. “Es una oportunidad fantástica tener cerca este continente que cada vez más muestra su independencia y  autonomía. Antes era el patio de EEUU. Eso ya no es así” afirmó.

“Hoy hay más democracia y mejores gobiernos, hay mejores políticas de Estado, políticas fiscales y sociales”, declaró. La que fuera candidata a la presidencia de Austria en 2004 habló de la riqueza en forma de materias primas de la región y del creciente interés de Asia por las mismas. “Para nosotros es excelente tener esta oportunidad de asociación birregional estratégica con este continente”.

La conferenciante se refirió también a los grandes problemas de América Latina: la pobreza, la lucha contra la droga y el crimen organizado, y sobre todo la inseguridad humana.  La desigualdad es según Benita Ferrero-Waldner, el problema más grave de América Latina.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La invitada explicó a los asistentes las cinco tendencias en las que están inmersas ambas zonas:

  1. La mayor igualdad entre América Latina y la Unión Europea. “Hay un nuevo equilibrio de poder que tenemos que reconocer”, afirmó.
  2. América Latina mira hacia Asia. “China es el mayor inversor de Brasil y su mercado de exportación más importante. Podemos crear un frente común para aprovechar este dinamismo asiático y así generar riqueza para ambas partes”.
  3. Las relaciones entre ambos continentes puede crear un triángulo entre el tradicional pilar Atlántico y el Asia- Pacífico.
  4. Se pueden establecer otros triángulos entre América Latina, Europa y África. “África es el próximo continente que está empezando a crecer”.
  5. Irrupción de los países caribeños.

Según la Presidenta de la Fundación EU-LAC, la Cooperación fluye en ambas direcciones. “No solamente hay inversiones europeas en América Latina y el Caribe, sino también hay flujos crecientes de empresas latinoamericanas”.

“En la UE no siempre hablamos con una sola voz, pero intentamos hacerlo y somos un actor global con una visión común y consensuada” remarcó. “América Latina pretende ser un ser un actor global. Juntos podemos ser muy importantes, por ejemplo en Naciones Unidas. Somos ya un tercio del mundo en cuanto a países. Si utilizamos esta fortaleza bien, podríamos hasta cambiar el mundo” afirmó.

“El futuro de ambos depende de nuestra capacidad de adoptar una visión común sobre la gobernanza global y la sintonía entre multilateralismo y multipolaridad”. Para Ferrero-Waldner,  se deben crear sinergias aprovechando mejor las redes ya existentes y añadir otras nuevas .

Para finalizar, Benita Ferrero-Waldner, habló del trabajo que hace la Fundación EU-LAC y relató algunas cuestiones concretas que se han impulsado desde la Fundación para mejorar las relaciones entre ambas regiones como la internacionalización de las pequeñas y medianas empresas o la creación de un espacio de educación superior donde los títulos sean homologados más fácilmente.

Por último, algunos asistentes trasladaron sus preguntas a la conferenciante. Ferrero-Waldner respondió cuestiones relacionadas con la seguridad jurídica en la zona, temas concretos sobre Brasil, Venezuela o Cuba, o asuntos como la libertad de prensa.