Anna Ferrer habló en el Club de Encuentro de la importante labor de la Fundación Vicente Ferrer en India

Club_Anna_Ferrer-25

pdf_3 La Presidenta de la Fundación Vicente Ferrer, Anna Ferrer, consiguió llenar los salones reservados para las grandes ocasiones del Hotel SH Valencia Palace con su intervención en el Club de Encuentro. Francisco Puchol, Presidente del Club, tomó la palabra para agradecer la presencia de asistentes y  socios y destacó el reconocimiento que supone esta conferencia a la trayectoria y valores que representa la invitada. “El ejemplo de Anna y las gente que trabaja con ella es hoy más necesario que nunca”, afirmó.

El abogado y socio del Club, Alejandro Agustín, fue el encargado de presentar a Anna Ferrer. Agustín resumió su biografía y destacó dos hechos importantes en la vida de la cooperante, su primer viaje a la India de joven y su encuentro con el valenciano Vicente Ferrer, con el que más tarde contraería matrimonio y fundaría la Fundación Vicente Ferrer que hoy preside. De Anna, subrayó su “decidida voluntad, coraje y valentía” y la aplicación que hace de los principios del Humanismo.

Anna Ferrer, comenzó su intervención  expresando la felicidad que siente al estar en Valencia y preguntándose qué le diría a Vicente Ferrer, fallecido hace cinco años, en  el caso de que pudiese hablar con él. “Le preguntaría si lo estamos haciendo bien”, afirmó, para luego contar que hace poco tuvo un sueño en el que el cooperante le decía que él siempre estaba allí, velando el trabajo que llevaban a cabo.

La Presidenta de la Fundación destacó como una de las labores principales de la Institución los talleres de concienciación que desarrollan entre las familias pobres, talleres en diversas materias, desde salud, igualdad, educación…  “Para mí, el resultado es la confianza que consiguen estas familias pobres, la autoestima” dijo. “Una casa o un hospital se pueden construir en poco tiempo, pero para que la gente cambie su pensamiento se necesitan muchos años”, apuntó.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Tenemos suerte de tener un líder como Vicente. Hace sesenta años, él sabía que tenía que hacer para erradicar la pobreza”, manifestó y contó que muchas de las medidas que  escucha en la actualidad para luchar contra esta lacra ya habían sido adelantadas por su marido hace muchos años.  “Vicente nos ha dejado muy fuertes la Fundación, tanto en España como en India. La gente que trabaja con nosotros tiene mucha motivación”, expuso.

Anna detalló algunos de los proyectos que se están llevando a cabo desde la Fundación, como los cuatro hospitales en zonas rurales que gestionan, y contó algunas experiencias concretas de  la situación de las mujeres en el país. “India está progresando, pero hay áreas que aún tienen mucha corrupción, como en la compra de medicinas”, dijo. Ferrer alabó el trabajo de los médicos españoles en los hospitales de la Fundación y subrayó que gracias a estos profesionales, los centros de las zonas rurales tienen el mismo nivel de calidad que los de las ciudades, un principio que siempre defendió Vicente Ferrer.

Por último, Anna Ferrer agradeció la contribución de todas las personas que apoyan a la Fundación y recalcó que todavía queda mucho por hacer. “Sin vosotros no podemos hacer todo lo que estamos haciendo. Necesitamos estar juntos. Es nuestra responsabilidad acabar con el hambre y la pobreza extrema”, concluyó.